Inicio ASP ¿Podrían estar subestimados los beneficios de las estatinas?, un estudio así lo...

¿Podrían estar subestimados los beneficios de las estatinas?, un estudio así lo sugiere

Compartir

Los beneficios de las estatinas, podrían estar subestimados y, sus efectos secundarios exagerados, y es que así se desprende una investigación publicada en la revista médica The Lancet.

El estudio que, ha sido respaldado por diversas organizaciones de salud, consideró que las estatinas, usadas en general para reducir los niveles del colesterol, estableció que también ayudan a reducir el riesgo de padecer una apoplejía, si bien, admitió que entre los efectos perjudiciales están los dolores musculares.

El análisis observó los efectos de este fármaco durante un periodo de cinco años entre 10.000 pacientes que se medicaban diariamente con 40 miligramos de estatinas.

La investigación, dirigida por Rory Collins, profesor de la Unidad de Servicios de Ensayos Clínicos de la Universidad de Oxford, sugirió que los niveles de colesterol se redujeron lo suficiente como para evitar 1.000 “sucesos cardiovasculares importantes”.

En relación a los efectos secundarios, en la muestra analizada (10.000 personas), entre 50 y 100 casos sufrieron efectos adversos como los dolores musculares.

A tenor de los resultados, según Collins, el análisis muestra que “la cantidad de personas que evitaron ataques cardíacos y apoplejías por tomar estatinas fue mayor que el número de pacientes que tuvieron efectos secundarios debido a su consumo”.

En el Reino Unido, se calcula que alrededor de seis millones de personas toman estatinas, de los cuales, a dos millones se les receta porque han tenido un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular u otro problema cardiovascular. Los cuatro millones restantes ingieren este medicamento debido a factores de riesgo como la edad, presión arterial, diabetes y colesterol.

En los últimos 10 años el consumo de estatinas ha aumentado un 442%
Los resultados del estudio ‘Heart Outcomes Prevention Evaluation’ (‘HOPE-3′) que, fue presentado en el 65 Encuentro Anual del American College of Cardiology (ACC, por sus siglas en inglés) que, en abril de este año se celebró en Chicago, abrió el debate sobre la extensión de la indicación de las estatinas en la prevención de eventos cardiovasculares y, cuyo consumo, según datos de la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS), aumentó un 442% en los últimos 10 años.

El estudio ‘Heart Outcomes Prevention Evaluation’ (‘HOPE-3′) analizó a más de 12.000 hombres y mujeres mayores de 55 años con riesgo intermedio pero sin ninguna enfermedad cardiovascular. De entre estos pacientes, un subgrupo recibió tratamiento para reducir el colesterol (rosuvastatina) y otro recibió placebo. Asimismo, y también de manera aleatoria, estos subgrupos recibieron tratamientos antihipertensivos (candesartán) y de nuevo placebo, respectivamente.

Tras un seguimiento medio de 5,6 años, se observo que los pacientes que siguieron el tratamiento con rosuvastatina redujeron el riesgo de padecer un evento cardiovascular en un 24% respecto a los pacientes tratados con placebo o a los que siguieron solamente el tratamiento antihipertensivo, en cuyo caso no se observó diferencias significativas.

Las estatinas reducen la acumulación de placas de grasa que llevan a bloqueos en los vasos sanguíneos, son fármacos usados para disminuir el colesterol en el cuerpo y están catalogadas dentro de los inhibidores de la “HMG-CoA reductasa”, enzima que ayuda al organismo a producir colesterol.
..Redacción