No se pierda

La medición de nueva hormona puede reducir el número de adolescentes diagnosticadas erróneamente con síndrome de ovario poliquístico

13 de septiembre, 2016
SOP

La medición de los niveles sanguíneos de la hormona descubierta recientemente, la irisina, puede mejorar las tasas de diagnóstico de las adolescentes con síndrome de ovario poliquístico, según un estudio presentado el pasado 11 de septiembre en la 55ª Reunión Anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica. Los hallazgos podrían reducir el número de tratamientos innecesarios prescritos para las niñas por lo demás sanas.

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino común que afecta hasta a un 12% de mujeres. Las mujeres con SOP son más propensas a sufrir de períodos irregulares, tienen niveles excesivos de hormonas masculinas y pueden tener dificultades para concebir debido a irregularidades en los ovarios. Los médicos son cautelosos en el diagnóstico de síndrome de ovario poliquístico en adolescentes debido a que los síntomas pueden ser confundidos con los cambios normales de la pubertad. Tener herramientas que hagan diagnósticos más precisos puede reducir la prescripción de un tratamiento innecesario para las adolescentes, que por lo demás están sanos, en una etapa crítica en sus vidas.

La causa del síndrome de ovario poliquístico es desconocida y actualmente no hay cura para la enfermedad. Estudios previos han asociado niveles altos de irisina, una hormona recién descubierta que se libera de los músculos y regula el metabolismo energético, al SOP en adultos.

En este estudio, los investigadores griegos del Hospital Infantil Santa Sofía en Atenas compararon las hormonas de 23 adolescentes con SOP con 17 adolescentes sanos de la misma edad y mismo IMC. Observaron que los adolescentes con síndrome de ovario poliquístico tenían niveles significativamente más altos de irisina en comparación con el grupo control, y que esto se asoció a niveles más altos de testosterona, la hormona sexual masculina, un marcador clave del SOP.

Los resultados sugieren que la irisina podría ser un marcador para el SOP permitiendo que la enfermedad pueda ser diagnosticada con más facilidad. “Las adolescentes que reciben un diagnóstico temprano del síndrome de ovario poliquístico pueden comenzar antes a tratar los síntomas físicos y psicológicos causados por esta enfermedad que dura toda la vida“, dijo la investigadora principal, la doctora Flora Bacopoulou. “Ya sea a través del asesoramiento o la medicación, las niñas pueden manejar sus síntomas y disminuir el riesgo de complicaciones como los problemas de fertilidad, el hirsutismo (crecimiento excesivo de vello) o la diabetes tipo 2“.

En adelante, el grupo se centrará en confirmar sus resultados y estudiar la función biológica de la irisina en el SOP. “Si se establecen altos niveles de irisina en adolescentes con síndrome de ovario poliquístico, esto podría conducir al desarrollo de tratamientos para el síndrome de ovario poliquístico. Los cambios en la dieta y diferentes señales relacionadas con el ejercicio que regulan la secreción de irisina podrían proporcionar una opción potencial para el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico. El potencial de irisina como una diana terapéutica significativa en pacientes con SOP es muy prometedor“, dijo el Dr. Bacopoulou.
..Susana Calvo