Inicio ASP Las infecciones de oído pueden ser curadas con un gel antibiótico

Las infecciones de oído pueden ser curadas con un gel antibiótico

Compartir

Las infecciones de oído en los niños son comunes, incómodas, y requieren fuertes dosis de antibióticos. Los investigadores del Hospital Infantil de Boston están diseñando un gel antibiótico que puede ser vertido directamente en el conducto auditivo externo para tratar las infecciones del oído en un solo tratamiento.

Los niños menores de 2 años de edad tienen un riesgo particularmente alto de infecciones del oído medio. Las infecciones afectan a un 95 por ciento de los niños al menos una vez en su infancia. De hecho, se estima que 5 de cada 6 niños estadounidenses tendrá una infección de oído cuando lleguen a la edad de 3 años. Esto se traduce en 12-16 millones de visitas clínicas al año solamente en Estados Unidos.

Las infecciones del oído medio, también llamadas otitis medias, son la razón principal por la que los médicos prescriben antibióticos a los niños.
Aunque un curso de antibióticos suele ser eficaz, no es una solución ideal por una serie de razones. Por ejemplo, lograr a un niño tome medicamentos varias veces al día durante 7-10 días puede ser un reto. Como explica el autor principal del estudio, el doctor Daniel Kohane: “Dar antibióticos a la fuerza a un niño por vía oral es como un arte marcial de contacto“.

El problema con los antibióticos y las infecciones de oído
A menudo, dado que los síntomas de una infección de oído desaparecen antes de que el tratamiento con antibióticos acabe, los padres dejan el tratamiento temprano; Esto significa que es más probable que las infecciones de oído se repitan – un 40 por ciento de los niños tienen cuatro o más episodios. Además, si no se toma un curso de antibióticos en su totalidad, se fomenta el desarrollo de infecciones resistentes a los medicamentos, lo cual es una preocupación creciente en todo el mundo.

Otro problema de la solución actual para el tratamiento de infecciones del oído medio es que, dado que los antibióticos no viajan fácilmente al sitio de la infección, son necesarias dosis altas. Y las dosis altas implican un aumento de los efectos secundarios, como diarrea, candidiasis oral, y erupciones cutáneas.

Como explica Rong Yang, un ingeniero químico del laboratorio de Kohane y primer autor del artículo: “Con los antibióticos orales, se tiene que tratar a todo el cuerpo varias veces sólo para llegar al oído medio“.

Actualmente, este enfoque de todo el cuerpo es el tratamiento estándar. El doctor Kohane y su equipo del Laboratory for Biomaterials and Drug Delivery at Boston Children’s Hospital se pusieron a diseñar una solución para este viejo problema.

Puede parecer que verter antibióticos en el canal auditivo podría ser una solución más fácil, pero el tímpano, o la membrana timpánica, es impenetrable. El Dr. Kochane y su equipo han diseñado una solución que pueda eludir este guardián anatómico.

Nuestra tecnología hace que lo que va por la membrana del tímpano no suela llegar al otro lado, en cantidad suficiente para que sea terapéutico“, dijo el Dr. Daniel Kohane.

Su equipo ha desarrollado un gel antibiótico que puede esparcir el fármaco por el tímpano y directamente en el oído medio; logra esto con la ayuda de potenciadores de permeación químicos (CPE). Estos CPE se insertan en una membrana, y abren unos poros moleculares y permiten que los antibióticos salgan a través de ellos.

Las infecciones del oído en chinchillas
Para poner a prueba la capacidad de los CPEs, los investigadores utilizaron un modelo de chinchilla. Las chinchillas son roedores con una estructura de oído y rango de audición similar a los seres humanos.

Los resultados fueron alentadores. Los CPEs permitieron que grandes cantidades de un antibiótico – ciproflaxina – entraran en el oído medio y se consiguió tratar con éxito a 10 de los 10 animales. Cuando se utilizaron gotas de ciproflaxina para los oídos, sólo 5 de los 8 animales se curaron dentro de los 7 días.

El enfoque parece funcionar, y no hubo ninguna toxicidad observable o presencia de antibióticos en la sangre. Un inconveniente menor fue la reducción en la audición, similar a la causada por el cerumen. Sin embargo, la simple reducción de la dosis de gel alivia este tema.

La entrega transtimpánica de antibióticos para el oído medio tiene el potencial de permitir que los niños se puedan beneficiar de la rápida actividad antibacteriana de los agentes antimicrobianos, sin exposición sistémica y de reducir la aparición de microbios resistentes“, dijo el Dr. Stephen Pelton, médico especialista en enfermedades infecciosas pediátricas y otro de los coautores.

El doctor Kohane ha conseguido recientemente una importante subvención de 5 años del Fondo de Desarrollo de Tecnología del Hospital Infantil de Boston. El dinero será utilizado para llevar esta tecnología patentada a un uso clínico.
..Susana Calvo