No se pierda

Avite continuará haciendo “todas las acciones posibles” para pedir responsabilidades por los efectos de la talidomida

21 de septiembre, 2016

La Asamblea General de la Asociación de Vícitimas de la Talidomida en España (Avite), durante la celebración del X Congreso anual el pasado fin de semana, ha acordado seguir realizando “todas las acciones posibles” para exigir responsabilidades por las secuelas causadas por el medicamento que, dispensado por la farmacéutica alemana Grünenthal a las embarazadas, causó malformaciones a miles de bebes en los años 60 en nuestro país.

Acciones posibles” que se producen después de que el pasado mes de julio el Tribunal Constitucional no admitiera el recurso de amparo contra la sentencia del Supremo que les negó las indemnizaciones que reclamaban a la farmacéutica alemana, al considerar que la acción había prescrito.

Los afectados estamos dispuestos a llevar adelante todas las acciones que sean necesarias y que tenemos en estudio, tanto jurídicas como políticas, y que nos puedan abrir la vía para que la farmacéutica asuma su responsabilidad“, indican desde Avite.

Además, Avite va a presentar antes de que acabe el mes de septiembre, su recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo (TEDH), para lo cual ya están ultimando dicho recurso.

Del mismo modo, la Asamblea General ha acordado pedir públicamente a Grünenthal que se siente en una mesa a negociar de una forma seria, lo que significa que no ofrezcan 120.000 euros de indemnización para todos los afectados españoles, como ya hizo en su momento y, “riéndose de los afectados españoles en su propia cara, sino de una forma seria y rigurosa”.

En España hay unas 3.000 personas afectadas por la talidomida
Administrada a miles de mujeres para combatir los efectos de la náusea durante el embarazo, la talidomida era un sedante cuya principal ventaja frente a otros productos del mercado, era la ausencia de toxicidad aguda.

Patentado en 1954 por la farmaceútica alemana Grünenthal, y comercializado en los años 60 en España, la talidomida causó malformaciones congénitas en los hijos de las mujeres que lo tomaban en sus órganos internos, en sus extremidades (brazos y piernas más cortos de lo normal), nacían niños sin piernas o sin brazos, con ceguera, sordera, problemas cardíacos y daño cerebral.

Si no llegan a un acuerdo con Grünenthal , las víctimas de la talidomida en España avisan que continuarán llevando a cabo acciones para “manchar su imagen” y hasta que no asuma su deuda moral y ética que tiene con los afectados españoles, por su responsabilidad manifiesta que “ella misma ha reconocido y como quedó plenamente demostrada y contrastada en juicio, a pesar de la prescripción”.

Retirada en España del mercado en 1963 (en Alemania se retiró en 1961) después de que pruebas médicas constataran relación entre el medicamento y las malformaciones sufridas por los recién nacidos, en el país hay unas 3.000 personas afectadas por la talidomida, y más de 10.000 en todo el mundo padecen afecciones derivadas de la administración del medicamento. En países como Alemania, Australia o Japón, el laboratorio fabricante sí ha pagado indemnizaciones millonarias a miles de afectados, en España no.

Finalmente, Avite ha retado a algún productor de televisión “valiente”, para que se anime a hacer algún programa “serio” de investigación sobre lo mucho que hay que contar de estas historias y testimonios de las víctimas y “lo mucho que se sigue ocultando en España sobre la talidomida”.
..Redacción