No se pierda

Las enfermedades reumáticas causan 1 de cada 3 casos de uveítis o inflamación ocular

21 de septiembre, 2016
Uveitis

La uveítis es una inflamación dentro del ojo que puede estar producida por múltiples causas. De hecho, se estima que en uno de cada tres pacientes se produce por alguna enfermedad reumática como pueden ser la artritis idiopática juvenil (AIJ), la espondilitis anquilosante, la artritis asociada a enteropatías, la artritis reactiva, algunas vasculitis sistémicas y la sarcoidosis, entre otras. A pesar de su baja incidencia, la uveítis provoca el 10% de las pérdidas visuales totales, de ahí la necesidad de acudir cuánto antes al médico para que se pueda instaurar el mejor tratamiento y llevar a cabo el mejor abordaje posible.

El Dr. Ricardo Blanco, reumatólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y uno de los coordinadores del Curso Avanzado de Patología Ocular Inflamatoria, que organiza por quinto año la Sociedad Española de Reumatología (SER), en colaboración con MSD, asegura que “es imprescindible un abordaje multidisciplinar entre reumatólogos y oftalmólogos no sólo para que se atienda correctamente a los pacientes, se favorezca el diagnóstico temprano y se unifiquen cuidados; sino también para que se eviten realizar pruebas y exploraciones complementarias, lo que también supondría un ahorro para el sistema sanitario”. Además, añade, se ha demostrado que con el abordaje común se disminuye la variabilidad en la asistencia y se aumenta la efectividad, mejorando la capacidad diagnóstica y terapéutica.

En este equipo multidisciplinar, los oftalmólogos son los encargados de dar el patrón de afectación y, junto a los reumatólogos, se valora el diagnóstico basándose en el mismo. Posteriormente, se realiza una prescripción conjunta del tratamiento.

Tipos de uveítis y tratamientos
Se pueden distinguir varios tipos de uveítis según la zona anatómica del ojo afectada: las que se desarrollan en la parte anterior del ojo (uveítis anteriores), las que se desencadenan en el polo posterior del ojo (uveítis intermedias y uveítis posteriores) y las que afectan a ambas zonas (panuveítis).

En las uveítis anteriores el pilar de tratamiento es el tratamiento tópico, con colirios oculares (corticoides, antiinflamatorios, midriáticos, colirios que disminuyen la tensión en el ojo…) y en las uveítis posteriores e intermedias el tratamiento puede ser tópico, con colirios o con inyecciones intraoculares que se aplican en la consulta con anestesia local. Pero en la mayoría de estos casos se requiere terapia sistémica (corticoides sistémicos, inmunosupresores, tratamientos biológicos…). En las panuveítis se utilizan los dos tipos de terapia: colirios y fármacos por vía oral, explica el especialista.

La incidencia de la uveítis en países desarrollados es de 52 por 100.000 habitantes año y supone la tercera causa de ceguera en países desarrollados en pacientes en edad laboral.

Necesidad de mejorar la formación
El curso desarrollado por la SER en colaboración con MSD, combina la formación teórico-práctica intensiva para reumatólogos “con el objetivo de conseguir mejorar la formación especializada sobre una patología que habitualmente no se ve en las consultas de Reumatología y de la que en general hay poca información y formación a lo largo del periodo de la residencia”, precisa el Dr. Blanco. En este curso se ha abordado las uveítis infecciosas, la anatomía uveal y las técnicas oftalmológicas, las uveítis en espondiloartritis, entre otras cuestiones.