No se pierda

Dr. Palau, gerente del Hospital de Alzira: En La Ribera hay una inversión por ciudadano mucho mayor que en otros departamentos públicos de salud de la Comunidad Valenciana

22 de septiembre, 2016
dr-javier-palau

El presidente Ximo Puig anunció la semana pasada que la Conselleria de Sanitat va a hacer efectiva la reversión del contrato de concesión del hospital de La Ribera tal como estaba previsto en su programa a pesar de que no se han ofrecido todavía datos convincentes justifiquen la decisión. El Dr. Javier Palau, gerente del Hospital de Alzira, ha atendido a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad para explicar los logros del hospital y la precepción que tienen de él tanto los trabajadores como los pacientes.

¿Por qué y cuando nació el Modelo Alzira?
El Hospital Universitario de La Ribera nació en 1999 con el objetivo de satisfacer las demandas sanitarias de los 250.000 habitantes de una comarca, la de la Ribera, que llevaba más de dos décadas reclamando un hospital propio, que les evitara desplazamientos a 40 Km hasta la ciudad de Valencia para recibir asistencia sanitaria.

El nacimiento de este Hospital, primer centro público de gestión privada, dio origen al conocido desde entonces como “Modelo Alzira”, como una forma de gestión innovadora, audaz y moderna, dentro del sistema público, que, ahora, en plena fase de madurez, ha demostrado su eficiencia, eficacia y calidad, siendo imitado y estudiado dentro y fuera de nuestras fronteras.

Es indiscutible que en sus 16 años de existencia, el Modelo Alzira ha aportado un grano de arena a la sostenibilidad de un sistema sanitario público, gratuito y universal, que tiene que afrontar grandes retos por el envejecimiento de la población, la cronificación de enfermedades, los avances tecnológicos y científicos, etc.

¿Qué precepción tiene la población del hospital?, ¿y los profesionales?
Desde su nacimiento, el Hospital de La Ribera siempre ha confiado en la opinión de sus pacientes como el mejor barómetro para medir la calidad de la prestación sanitaria que ofrece. Periódicamente se realizan encuestas tanto por parte de organismos oficiales de la Conselleria de Sanitat como por empresas independientes especializadas o instituciones como Universidades públicas.

En este sentido, en las últimas encuestas realizadas, los pacientes muestran una satisfacción con los servicios recibidos en el Hospital por encima del 90%. Asimismo, el 96,95% de los pacientes declara que, tras ser atendido en él, recomendaría este centro sanitario a otro familiar o amigo.

Conscientes de estos altos niveles de satisfacción, recientemente hemos iniciado, junto a otros hospitales del Grupo Ribera Salud, el procedimiento para obtener la acreditación de la ‘Joint Commision International (JCI)’, la más prestigiosa acreditación sanitaria que garantiza al paciente el cumplimiento de estándares de excelencia en calidad reconocidos a nivel internacional.

Por lo que se refiere a nuestros trabajadores, la última encuesta de clima laboral habla por sí misma. El 73% de los profesionales del Departamento de Salud de La Ribera se siente orgulloso de trabajar en esta organización. Junto a ello, el 81% de los trabajadores que realizaron la encuesta declaran que les gusta ir a trabajar a su puesto de trabajo y el 79% muestra su deseo de trabajar en la organización por mucho tiempo. Además, el 67% señala que preferiría permanecer en La Ribera ante una posible oferta de trabajo de otra compañía, desempeñando una ocupación similar y con una retribución parecida.

Nuestros profesionales valoran ante todo la innovación de la organización dentro del sector sanitario; el buen ambiente general que existe para realizar su trabajo y la vocación de trato con el paciente como filosofía corporativa.

Cabe destacar el compromiso de Ribera Salud por implantar un modelo de Carrera Profesional como instrumento para posibilitar su desarrollo profesional, conjuntamente con la mejora de la gestión de la organización y esto es altamente valorado por los profesionales que trabajan en la organización. Nuestro sistema retributivo, basado en un salario flexible con incentivos ligados a objetivos de calidad, permite premiar al que mejor trabaja, y no tratar igual al desigual como ocurre en el sistema público tradicional. Yo mismo, que procedo de un hospital público de gestión directa (La Fe) donde he desempeñado gran parte de mi carrera, valoro satisfactoriamente las herramientas que la gestión privada permite para el desarrollo profesional, y es algo común entre nuestros profesionales, muchos de los cuales proceden también de la gestión directa y prefieren sin duda este modelo.

¿Las inversiones que ha realizado el hospital de La Ribera en los últimos años han tenido efecto sobre el servicio que se está dando?
Desde el inicio de la concesión, Ribera Salud ha invertido más de 135,5 millones de euros para ofrecer una atención sanitaria adecuada a las necesidades de los ciudadanos de La Ribera. Las principales inversiones han sido la construcción y equipamiento del Hospital de Alzira, así como la construcción y remodelación de varios centros de salud y consultorios del Departamento, y Alta Tecnología.

La cantidad que anualmente invierte la concesionaria es fruto de su compromiso contractual de invertir, al menos, 140 millones de euros durante el periodo que dura la concesión administrativa, del que ya se ha ejecutado el 96%. Es sin lugar a dudas, una inversión por ciudadano mucho mayor en La Ribera que en otros departamentos públicos de salud de la Comunidad Valenciana.

Por lo que se refiere a los últimos años, Ribera Salud viene realizando una inversión de más de 3 millones de euros anuales para mejorar la infraestructura y la tecnología sanitaria del Departamento de Salud. Es evidente que con estas inversiones no solo hemos mejorado la asistencia sanitaria que recibían los ciudadanos de la comarca –recuerde usted que no contaban con un hospital propio-, sino que, además, hemos conseguido dotar al Hospital de Alzira de una cartera de servicios y especialidades lo más amplia posible, superior a la de otros centros comarcales y que evita desplazamientos innecesarios de los ciudadanos de La Ribera a otros centros hospitalarios.

¿Qué diferencias hay entre La Ribera y otros hospitales en otras comunidades autónomas que siguen este mismo modelo?
La principal diferencia es que en la Comunidad Valenciana se apuesta por un modelo de integración asistencial entre Primaria y Especializada, por lo que la gestión no es solo del hospital, sino también de todo el Departamento de Salud con sus centros de atención primaria. Esto nos permite realizar un modelo de gestión de la salud integral, con un fuerte compromiso con políticas de prevención y promoción de la salud, y que responde al objetivo principal del modelo capitativo, que persigue conseguir el mejor estado de salud de la población. En las numerosas visitas recibidas en estos 16 años por parte de instituciones y organismos nacionales e internacionales, este modelo de integración asistencial genera un gran interés y ha sido estudiado como caso de éxito por prestigiosas universidades como Harvard o Berkeley, y presentado en numerosos foros como la cumbre internacional WISH de Qatar.

¿El anuncio de reversión es un paso más hacia el final del modelo de gestión privada de un hospital público?
El Hospital de La Ribera es un hospital plenamente integrado en la red sanitaria pública de la Comunitat Valenciana y, como tal, preserva y defiende los valores del Sistema Nacional de Salud, esto es, su carácter público, universal y gratuito. Y cuenta con un control público permanente por parte de la Conselleria de Sanitat a través de dos instrumentos contemplados en el contrato de concesión, la Comisión Mixta y el Comisionado. Su modelo de gestión es diferente y esto ha permitido incorporar herramientas en el sistema público que se ha traducido en por ejemplo una lista de espera de dos meses menor que el resto de hospitales públicos, una amplia cartera de servicios que va más allá de las propias de un hospital comarcal como Cirugía Cardíaca, Neurocirugía o Tratamiento integral del Cáncer, y unas instalaciones y tecnología propias de un gran hospital. Todo ello repercute sin duda en beneficio del paciente.

Todos los países de nuestro entorno están realizando reformas en sus sistemas de salud y todos incluyen la colaboración público privada para garantizar la sostenibilidad del sistema público. La OMS se ha pronunciado en estos términos en estos días. Por lo tanto, pienso que es un modelo de éxito y que tiene un gran futuro, al margen de decisiones políticas, que respetamos, como no puede ser de otro modo, pero que agradeceríamos que estuvieran basadas en datos rigurosos y objetivos, pensando en lo que es mejor para pacientes, profesionales y para el propio Sistema.

Estamos convencidos de que el modelo responde a los nuevos retos de la sociedad en al ámbito sanitario y, por lo tanto, vamos a luchar para que la población de nuestro Departamento pueda seguir beneficiándose de ello y para que nuestros profesionales puedan seguir desarrollando su carrera en el entorno que ellos mismos han construido durante estos años.
..Redacción