Inicio ASP La inestabilidad jurídica sanitaria aumenta tras los resultados electorales de Galicia y...

La inestabilidad jurídica sanitaria aumenta tras los resultados electorales de Galicia y País Vasco

Compartir

Que la sanidad no es una prioridad para los partidos es una evidencia que nadie puede ya rebatir. Desde que se convocaron las elecciones del pasado 20 de Diciembre, en 2015, se están esperando unos cambios que son necesarios y que no pueden llegar.

Las competencias transferidas a las Comunidades Autónomas han dejado el tablero de la sanidad nacional como un reino de taifas donde cada presidente “versiona” las políticas sanitaria en función de los intereses partidistas. El ejemplo de la Comunidad Valenciana con la reversión del contrato a Ribera Salud sin ninguna otra consideración que “la promesa electoral” muestra que las decisiones van a la deriva porque en Madrid, Andalucía o Cataluña el mismo sistema es aceptado sin mayor tipo de problemática.

Inversiones y OPE’s se mantienen de acuerdo a unos presupuestos caducados y prorrogados, con partidas presupuestarias aprobadas por la presión mediática y no por los criterios objetivos. Si las normas las ponen los partidos en sus comunidades y son diferentes entre unas y otras, la inestabilidad crece porque el objetivo ya no es el bien común, sino diferenciarse de los otros partidos con políticas extremas para ganar adeptos, sin seguridad jurídica porque los intereses de los partidos cambian en función de los aliados con los que se quiera pactar.

El resultado de las elecciones en el País Vasco, con un partido socialista que se hunde pero que quiere seguir siendo vital, o la mayoría absoluta del Partido Popular en Galicia no hacen pensar que se abrirá la “fase de reflexión en los partidos”, y seguirán luchando por las posiciones personales en lugar de por el bien del país.

La Sanidad no puede esperar a que los partidos se pongan de acuerdo porque el sistema se resquebraja y poco a poco deja de ser excelente. La sostenibilidad va a dejar de ser un concepto para ser una realidad que más tarde tendrán que pagar pacientes, médicos y todos los que forman parte del sistema.

La sanidad necesita estabilidad jurídica porque necesita inversiones a largo plazo y ahora mismo parece difícil que pequeños y medianos inversores se arriesguen a poner su dinero ante la inestabilidad política.
..Dr. José López Ortega