No se pierda

MSF pide a la ONU que tome medidas para que 2016 sea el último año en el que “los hospitales son bombardeados masivamente mientras el mundo observa en silencio”

28 de septiembre, 2016
hospital-yemen

Médicos Sin Fronteras (MSF) instó ayer al Consejo de Seguridad de la ONU a tomar “medidas audaces y prácticas” para asegurar que 2016 es el último año en el que “los hospitales son bombardeados masivamente mientras el mundo observa en silencio”.

Ante la cita del Consejo de Seguridad que se celebra hoy, MSF publicó sendos informes sobre el bombardeo a dos hospitales apoyados por la organización en el Yemen por parte de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí.

Las investigaciones internas de estos ataques concluyen que “la neutralidad y la imparcialidad de ambas instalaciones no habían sido comprometidas antes de los ataques y que, por tanto, no había ninguna razón legítima para atacarlas”.

Como denuncia la ONG, “el acceso a la atención médica rutinaria y de urgencia está siendo obstaculizado por los ataques y bombardeos indiscriminados de los centros de salud”.

En el caso del Hospital de Abs, al noroeste de Yemen , y que el pasado 15 de agosto sufrió un ataque, murieron 15 personas, entre ellos un empleado de MSF. Este bombardeo aéreo, el cuarto a un centro médico respaldado por MSF en el Yemen en un año, fue el más mortífero y sanguinario, ya que iba dirigido contra un vehículo que llegó al hospital pero que según la ONG, no tenía armas y sus ocupantes iban vestidos de civiles. Desde julio de 2015, 4.611 pacientes habían recibido atención en el hospital de Abs, el centro de referencia entre los que se mantenían operativos en la parte occidental del país.

Otro blanco fue a la clínica de campaña de MSF en Al Houban, en la provincia de Taiz, el 2 de diciembre de 2015, donde una persona falleció y ocho resultaron heridas, aunque el centro estaba cerrado en el momento del ataque.

Poco después del bombardeo de Abs, la ONG internacional anunció el pasado 19 de agosto la evacuación de su personal de seis hospitales en el norte de Yemen, en las provincias de Haya y Saada.

Total desprecio por la vida de los civiles
Sendos informes son un claro ejemplo de la crueldad con la que se está librando la guerra en Yemen, y es que como denuncia MSF, es “un total desprecio por la vida de los civiles por parte de todas las partes en conflicto”.

Estos ataques no son hechos aislados que afectan específicamente a centros gestionados o apoyados por MSF. Forman parte de una tendencia”, lamenta la ONG.
MSF reitera su llamamiento a las partes en conflicto en el Yemen, y a los miembros del Consejo de Seguridad que les apoyan, a que respeten y defiendan los principios del derecho humanitario que protegen tanto a la población civil como a los servicios médicos, pacientes y el personal.
..Redacción