Inicio ASP Con la inseguridad existente en el PSOE, ¿pueden trabajar libres de presión...

Con la inseguridad existente en el PSOE, ¿pueden trabajar libres de presión los profesionales de Ribera Salud?

Compartir

En el mes de julio los sindicatos y la dirección del hospital de La Ribera firmaron un convenio colectivo. De una manera poco habitual se hizo sin grandes distensiones y por unanimidad porque el hospital funciona bien, los profesionales están contentos y los pacientes también lo están.

Sin embargo el panorama político está enturbiando el ambiente, parece que la bandera política está por encima del bienestar de todos los implicados, que son empresarios, trabajadores y pacientes. Un médico no puede ofrecer calidad asistencial si no está bien remunerado y si no tiene seguridad en su trabajo tampoco puede ofrecer a sus pacientes estabilidad.

La situación de Valencia está “ennegrecida” y la división del partido socialista afecta directamente a decisiones de mucho recorrido económico, profesional y asistencial. El presidente de la Comunidad Ximo Puig, incluyó a Carmen Montón en su gobierno para tener contento a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. A pesar de las grandes diferencias con Puig, Montón ha seguido en el gobierno valenciano por esta afinidad. Ahora con el “problema” de la ejecutiva del PSOE, Puig ha pedido que Sánchez se vaya mientras que Montón quiere que continúe al frente del mismo, lo que ha supuesto una división que deja a cada uno a un lado, enfrentados públicamente y con una sensación de “pelea de gallos”.

Referido directamente al hospital de Alzira, tenemos por un lado a 85 jefes de servicio y mandos intermedios del Departamento de Salud de La Ribera que han pedido clarificar su situación y se han quejado “oficialmente” de los problemas de inseguridad jurídica que subyacen de una decisión política, a los que Montón ha contestado que “seguirán en sus puestos de trabajo a partir de abril de 2018, tras la finalización del actual contrato el 30 de marzo de ese año”.

Teniendo en cuenta de la poca seguridad que ofrece Montón en el gobierno de Puig, ¿en quién deben “confiar” los trabajadores del hospital de La Ribera?, ¿en Montón que parece tener los días contados en el gobierno de Puig?, ¿en Puig que no quiere a Sánchez, “enfrentado” con la gestión privada”?

Todo indica que no se dan las circunstancias para que las decisiones sean estables si las motivaciones son políticas, y no son políticas, ¿por qué no hacen públicas las cifras por las que “sacan” a Ribera Salud del hospital? Ni pacientes ni trabajadores se merecen estar en manos de los que “juegan a políticos”.
..Dr. José López Ortega