Inicio ASP Madrid apuesta por la rehabilitación cardiaca y cuenta ya con 20 hospitales...

Madrid apuesta por la rehabilitación cardiaca y cuenta ya con 20 hospitales públicos con Unidad de Rehabilitación

Compartir

El Hospital Universitario Infanta Cristina amplía su cartera de servicios poniendo en marcha la nueva Unidad de Rehabilitación Cardiaca dentro de sus líneas estratégicas de beneficio clínico y calidad asistencial de la población asignada al centro.

Con motivo del Día Mundial del Corazón, que este año se celebra bajo el lema “Da poder a tu vida”, el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha visitado la nueva Unidad del Hospital Infanta Cristina que entrará en funcionamiento a mediados de mes. En la Comunidad de Madrid, otros 19 hospitales cuentan con Unidad de Rehabilitación Cardíaca.

La Unidad, ubicada en la primera planta del centro, estará compuesta por un equipo multidisciplinar de cardiólogos, rehabilitadores, psiquíatras, personal de Enfermería y fisioterapeutas. En ella se prestará atención a pacientes que hayan sufrido un evento coronario agudo y cumplan una serie de criterios de inclusión establecidos por los especialistas de la unidad.

El tratamiento que se prescribe consiste en la asistencia diaria del paciente cardiópata al hospital durante un periodo aproximado de dos meses, una vez hayan pasado aproximadamente 30 días desde que sufrió el evento cardiaco. Allí realizará un entrenamiento físico en bicicleta estática o en tapiz rodante.

El programa de rehabilitación se completa con la impartición de charlas psicoeducativas y formativas sobre la patología cardiaca, factores de riesgo cardiovascular, farmacología, actividad sexual, estrés o estilo de vida; en línea con las iniciativas de Educación para la Salud puestas en marcha por la Consejería de Sanidad. Además, el paciente será instruido para que realice un programa de marchas que llevará a cabo todos los días, incluidos los días de entrenamiento.

Los programas de rehabilitación cardiaca están avalados por la evidencia científica actual y tienen una sólida recomendación en las guías de práctica clínica, ya que suponen una mejora en la calidad de vida y disminuyen la mortalidad y posteriores eventos cardiacos del paciente cardiópata.

En los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid se dieron durante el pasado año 57.909 altas hospitalarias de pacientes con patología cardiaca, a 21.821 de los cuales se les realizó algún procedimiento quirúrgico, entre ellos 58 trasplantes cardiacos.