No se pierda

Un nuevo fármaco podría ayudar a las personas con adicción al alcohol a reducir el consumo

3 de octubre, 2016
drinking-alcohol-150603

Un nuevo fármaco puede beneficiar a las personas con adicción al alcohol, en particular a aquellas que están experimentando altos niveles de estrés, sugiere un reciente estudio.

El nuevo estudio incluyó a 144 personas con trastorno por consumo de alcohol, que se define como el consumo que les causa daño o aflicción, incluyendo problemas en el trabajo y con las relaciones. Al inicio del estudio, los participantes consumían 10 bebidas alcohólicas al día de media.

Los investigadores asignaron al azar a los participantes para que tomasen o bien el nuevo fármaco, llamado ABT-436, o un placebo (una “píldora placebo”) todos los días durante 12 semanas. El estudio fue doble ciego, lo que significa que ni los participantes ni los investigadores sabían qué personas habían recibido el fármaco, y cuáles habían recibido placebo.

Los participantes que tomaron el fármaco acabaron teniendo más días libres de alcohol durante el estudio de 12 semanas, en comparación con los del grupo placebo. En promedio, los participantes en el grupo del fármaco fueron capaces de abstenerse del alcohol durante 51 días durante el curso del estudio, mientras que las personas del grupo placebo fueron capaces de abstenerse durante 42 días.

Los participantes en el grupo del fármaco tuvieron también menos días de fuerte consumo (días en los que consumían más de 4 a 5 bebidas alcohólicas), en comparación con los del grupo placebo. Los participantes en el grupo del fármaco tenían 31 días de consumo excesivo durante el curso del estudio, en promedio, y los del grupo placebo tuvieron 38 días de consumo excesivo de alcohol en promedio. Sin embargo, este hallazgo no fue estadísticamente significativo, lo que significa que no cumplió con los criterios de los investigadores para una diferencia significativa entre los grupos, y que podría haber sido debido a la casualidad. Esto significa que los investigadores no están tan seguros de que el medicamento sea eficaz para reducir el número de días que las personas consumen mucho alcohol.

Pero en los participantes que reportaron altos niveles de estrés, el fármaco parecía funcionar mejor. Los que tuvieron una alta puntuación en un examen destinado a medir su ansiedad y tensión informó de 27 días de consumo excesivo, por término medio, si estaban en el grupo del fármaco, en comparación con 46 días de consumo excesivo si estaban en el grupo placebo.

ABT-436 funciona mediante el bloqueo de los efectos de una sustancia química cerebral llamada vasopresina, que se cree que desempeña un papel en la regulación de la tensión, la ansiedad y las conductas adictivas, según los investigadores.

Se cree que la vasopresina puede aumentar la sensación de estrés durante la abstinencia de alcohol, que promueve más la bebida. Por lo tanto el bloqueo de vasopresina con ABT-436 puede aliviar el efecto del estrés, según los investigadores. Si este es el caso, tiene sentido que las personas con niveles más altos de estrés podrían beneficiarse más por tomar el medicamento, como se ha visto en este estudio, según los investigadores.

Nuestros hallazgos sugieren que los posibles futuros estudios con fármacos dirigidos a bloquear la vasopresina deben centrarse en poblaciones de personas con trastorno por consumo de alcohol, que también reportan altos niveles de estrés“, dijo la coautora del estudio, Megan Ryan, gerente de proyectos clínicos en el Instituto Nacional de abuso de alcohol y Alcoholismo (NIAAA), que financió el estudio.

Los efectos secundarios de ABT-436 incluyen diarrea y náuseas, aunque la mayoría de las personas que tomaron el medicamento dijeron que sus efectos secundarios fueron leves. Sin embargo, cuatro personas en el estudio dejaron de tomar el medicamento debido a la diarrea o a las náuseas.

Aunque ya hay cuatro medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos para tratar el trastorno por consumo de alcohol, estos fármacos no son eficaces para todos los pacientes, según los investigadores. Por lo que “es necesario continuar la investigación para desarrollar medicamentos adicionales que sean eficaces y seguros para una población diversa con trastorno por consumo de alcohol“, lo que proporcionará más opciones a los médicos y sus pacientes, escribieron los investigadores en la edición del 23 de septiembre de la revista Neuropsychopharmacology.

ABT-436 es un fármaco experimental fabricado por la compañía farmacéutica AbbVie, Inc., que proporcionó el medicamento para el estudio.
..Susana Calvo