No se pierda

Las inyecciones de nanopartículas se muestran prometedoras para el tratamiento de la osteoartritis

5 de octubre, 2016
osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad debilitante que afecta a, al menos, 27 millones de personas en Estados Unidos, y al menos el 12 por ciento de los casos de osteoartritis se derivan de las lesiones anteriores. Los analgésicos de venta libre, como los fármacos anti-inflamatorios, ayudan a reducir el dolor, pero no evitan la implacable destrucción del cartílago. En consecuencia, el dolor relacionado con la enfermedad empeora.

Ahora, investigadores de la Facultad de Medicina Universidad de Washington en San Luis han demostrado en ratones que pueden inyectar nanopartículas en una articulación lesionada y suprimir la inflamación inmediatamente después de una lesión, lo que reduce la destrucción del cartílago.

Los hallazgos están publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Veo a una gran cantidad de pacientes con osteoartritis, y realmente no hay ningún tratamiento“, dijo la autora principal, Christine Pham, MD, profesora asociada de medicina. “Intentamos tratar los síntomas, pero incluso cuando se inyectan esteroides en una articulación artrítica, el medicamento sólo permanece como máximo durante un par de horas. Estas nanopartículas permanecen en la articulación más tiempo y ayudan a prevenir la degeneración del cartílago“.

Con frecuencia, un paciente con artrosis ha sufrido una lesión anterior – un menisco desgarrado o una lesión del ligamento cruzado anterior, una caída, accidente de tráfico u otros traumas. El cuerpo responde naturalmente a este tipo de lesiones en las articulaciones con una fuerte inflamación. Generalmente, los pacientes toman medicamentos como paracetamol e ibuprofeno, y cuando el dolor empeora, las inyecciones de esteroides también pueden proporcionar un alivio del dolor, pero sus efectos son de corta duración.

En este estudio, las nanopartículas fueron inyectadas poco después de una lesión, y en las 24 horas siguientes, las nanopartículas trabajaron para domesticar la inflamación de la articulación. Pero, a diferencia de las inyecciones de esteroides que se eliminan rápidamente, las partículas se mantuvieron en las células del cartílago de las articulaciones durante semanas.

Las nanopartículas utilizadas en el estudio son 10 veces más pequeñas que un glóbulo rojo, lo que les ayuda a penetrar profundamente en los tejidos. Las partículas llevan un péptido derivado de una proteína natural llamada melitina que ha sido modificada para que pueda unirse a una molécula llamada ARN pequeño de interferencia (ARNip). La melitina entrega el ARNip a la articulación dañada, que interfiere con la inflamación en las células.

La nanopartícula basada en péptidos fue diseñada por los co-investigadores del estudio Hua Pan, PhD, profesor asistente de medicina, y Samuel Wickline, MD, profesor de Ciencias Biomédicas.

Las nanopartículas se inyectan directamente en la articulación, y debido a su tamaño, penetran fácilmente en el cartílago para entrar en las células lesionadas“, dijo Wickline. “Anteriormente, hemos entregado nanopartículas a través del torrente sanguíneo y se ha demostrado que inhiben la inflamación en un modelo de la artritis reumatoide. En este estudio, se les inyectó de forma local en la articulación y se les dio la oportunidad de penetrar en el cartílago lesionado”.

Las nanopartículas fueron inyectadas poco después de la lesión para evitar la degradación del cartílago que finalmente conduce a la osteoartritis. Una estrategia de este tipo que funcione años después de una lesión, cuando se establece la osteoartritis y no hay pérdida de cartílago grave, todavía tiene que ser estudiada. Sin embargo, los resultados sugieren que si se dan las nanopartículas poco después de que se produzcan lesiones en las articulaciones, podrían ayudar a mantener la viabilidad del cartílago y prevenir la progresión de la osteoartritis.

La molécula inflamatoria a la que nos estamos dirigiendo no sólo causa problemas después de una lesión, sino que también es responsable de una gran parte de la inflamación en casos avanzados de osteoartritis“, dijo Linda J. Sandell, PhD, profesora de Cirugía Ortopédica y directora del Centro para la Investigación Musculoesquelética de la Universidad de Washington. “Así que creemos que estas nanopartículas pueden ser útiles en pacientes que ya tienen artritis, y estamos trabajando para desarrollar experimentos que prueben esta idea“.
..Susana Calvo