Inicio ASP En desarrollo una vacuna universal contra la gripe

En desarrollo una vacuna universal contra la gripe

Compartir

Los científicos pueden haber encontrado una manera de protegerse contra la gripe y todas las futuras y mutadas cepas de la gripe mediante el uso de una vacuna universal novedosa que sólo necesita ser administrada una vez.

La gripe es una enfermedad respiratoria causada por el virus de la gripe. De leve a severa, la mejor manera de prevenir la gripe es vacunarse cada año.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se cree que las epidemias anuales de gripe resultan en 3-5 millones de casos de enfermedad grave en todo el mundo y entre 250.000-500.000 muertes cada año.

La Facultad de Medicina Michael G. DeGroote de la Universidad McMaster en Canadá, la Facultad Icahn de Medicina del Monte Sinaí en Nueva York, y la Universidad de Chicago llevaron a cabo la nueva investigación para enriquecer su estudio anterior que descubrió una clase de anticuerpos que son capaces de neutralizar los tipos más peligrosos del virus de la influenza.

Los anticuerpos recientemente descubiertos pueden entrenar al sistema inmunológico para detectar una parte del virus que sigue siendo el mismo cada año, lo que podría allanar el camino hacia una vacuna universal contra la gripe que requiere una inyección con efectos protectores para toda la vida.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las personas a partir de los 6 meses de edad y mayores deberían recibir la vacuna contra la gripe cada estación. La vacuna contra la gripe estacional protege contra tres o cuatro virus de la influenza que la investigación ha indicado que serán los más comunes durante la próxima estación.

Las vacunas contra la gripe estacional funcionan haciendo que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo aproximadamente 2 semanas después de la vacunación. Estos anticuerpos se unen al virus y evitan que infecte a las células.

Las vacunas universales funcionan de la misma manera, pero también reclutan glóbulos blancos de la sangre para que destruyan a las células infectadas. Mientras que ciertos anticuerpos trabajan juntos para reclutar a los glóbulos blancos, otros anticuerpos bloquean su reclutamiento. Los investigadores observaron que en el lugar donde los anticuerpos se unen al virus se apreciaba una diferencia significativa.

Los anticuerpos se unen a lugares específicos para “llamar” a los glóbulos blancos
Los anticuerpos funcionan de dos maneras. Una forma es uniéndose al virus y evitando que infecte a las células. Otra forma es mediante el reclutamiento de otras células de su sistema inmunitario para destruir a las células infectadas“, dice el autor principal, el Dr. Matthew Miller, Ph. D., profesor asistente en el Departamento de Bioquímica y Ciencias Biomédicas en McMaster.

Las vacunas universales hacen esto último, pero todo el mundo solía pensar que, siempre y cuando los anticuerpos estuviesen presentes, estas células serían llamadas. Nuestros hallazgos muestran que sólo tener anticuerpos no es suficiente. Hay que tener anticuerpos que se unen a lugares muy específicos del virus. Y ahora sabemos que los lugares en los que tienen que unirse los anticuerpos para llamar a estas células, podemos modificar nuestras vacunas de manera que podamos generar un mayor número de anticuerpos“, añade.

La vacuna contra la gripe sigue siendo la ruta recomendada para proteger contra el virus. Lo bien que funcione la vacuna contra la gripe cada año depende de factores como la salud y la edad de la persona que está siendo vacunada.

Sin embargo, otros factores que afectan al resultado de una vacuna contra la gripe son la similitud entre el virus de la vacuna estacional y los virus circulantes, y también si se utiliza una vacuna viva o inactivada.

Una vacuna universal contra la gripe podría evitar desajustes entre la vacuna y los virus circulantes, y podría proteger contra todas las cepas de la gripe y la aparición de una pandemia de gripe.

Usando este conocimiento, lo que podemos ahora hacemos es diseñar específicamente nuestra vacuna universal para generar los tipos más deseables de anticuerpos y evitar los anticuerpos que bloquean las funciones que queremos. Así que al hacer esto, podemos estar seguros de que la vacuna va a funcionar de la manera más eficaz posible“, dice el Dr. Matthew Miller, Ph.D.

Además de proteger contra la gripe, los hallazgos del Dr. Miller y su equipo – publicados en las revista Proceedings of the National Academy of Sciences – pueden ayudar a mejorar los tratamientos para otras enfermedades que podrían utilizar anticuerpos que reclutasen glóbulos blancos de la sangre como terapia, tales como el cáncer y el VIH.

El Dr. Miller concluye diciendo que una vacuna universal contra la gripe podría estar disponible en los próximos 5 años.
..Susana Calvo