No se pierda

Conocer el perfil genético del cáncer de mama determinará si la paciente necesitará quimioterapia

20 de octubre, 2016

No se exagera al decir que el tratamiento del cáncer de mama está viviendo un cambio de paradigma gracias a los últimos avances que se están produciendo en su diagnóstico y que están permitiendo conocer tanto el perfil genético como molecular de cada tumor, lo que ayudará a saber cómo evolucionará cada paciente e incluso en qué mujeres podría no ser necesario el uso de la quimioterapia.

Y es que con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama que se celebró ayer, el director del Oncohealth Institute y del Departamento de Oncología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Jesús García-Foncillas, reconoce que en algunas pacientes este tratamiento no supone un beneficio adicional.

Para esta distinción, se basan en la aplicación de plataformas de expresión génica de los tumores que permiten “saber qué pacientes tienen un riesgo más incrementado y deben ser tratadas con quimioterapia, frente a otras donde el estudio genético marca un menor riesgo y donde la quimioterapia no supondría un beneficio”.

Asimismo, en los últimos años se están incorporando nuevos tratamientos en ensayos clínicos dirigidos no sólo a los tumores con expresión positiva de una molécula de la membrana celular cancerosa que se llama HER2, sino también a otras dianas específica como las mutaciones en PI3K, una enzima que se ocupa de controlar la proliferación celular para la que ya hay otros fármacos específicos.

Empezamos a vislumbrar algunas moléculas que podrían abrir la puerta a tratamientos contra lo que llamamos cánceres de mama triple negativos, que presentan una gran agresividad, y que no expresan receptores hormonales ni tampoco HER2″, avanza García-Foncillas.

Los avances también han permitido saber que las metástasis de cáncer de mama se dan en pulmón, hígado y huesos, y gracias al perfil genético del tumor primario ya se pueden identificar los casos con mayor probabilidad de desarrollarlas. “Incluso se abre la posibilidad de identificar los órganos y tejidos con más opciones a ser objeto de metástasis, partiendo siempre del conocimiento estrecho, genético y molecular del tumor primario”, concluye.

El cáncer de mama, en las mujeres occidentales es el tumor más frecuente. Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en España se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos cánceres de mama al año. lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino en nuestro país. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65. A pesar de la incidencia, si se detecta a tiempo, es curable en un 90% de los casos. En varones la proporción es muy baja: 1 de cada 100 casos detectados.
..Redacción