No se pierda

Una mala dieta, además de conllevar obesidad y sobrepeso también altera nuestra capacidad de reacción a situaciones adversas

27 de octubre, 2016
obesidad-ejercicio

Una mala dieta no solamente conlleva un aumento de peso y obesidad, sino que también alteraría la capacidad de reacción ante situaciones adversas, y es que así se desprende de un estudio liderado por el Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en colaboración con el centro tecnológico Eurecat.

El trabajo, publicado por la revista PloS ONE, señala que las dietas poco saludables con exceso de grasa o de azúcar, además de tener efectos nocivos en el metabolismo en forma de aumento de peso y obesidad, pueden alterar negativamente la capacidad de afrontar estímulos adversos.

El estudio ha comprobado que ratas hembras jóvenes alimentadas con beicon, quesitos, leche azucarada y otros productos similares no sólo desarrollaron obesidad y alteraciones fisiológicas, sino que también tuvieron más dificultades a la hora de hacer frente a situaciones adversas.

Como indica el investigador Jaume Ferrer, uno de los autores del estudio, la llamada “dieta de cafetería” rica en grasas y azúcares, hace que aumente de manera significativa el nivel de ansiedad de los animales y los hace más propensos a que desarrollen enfermedades cardiovasculares o diabetes. “Las ratas que seguían la dieta de cafetería y no hacían ejercicio físico reaccionaban menos eficientemente ante un estímulo aversivo. En cambio, las que seguían esta dieta, pero hacían ejercicio físico intenso se comportaban como las que sólo comían pienso”, explicó Ferrer.

En un futuro, el grupo quiere desarrollar un estudio similar en ratones machos y estudiar más extensamente los efectos psicológicos que puede tener una mala dieta.

Los investigadores han comprobado que la práctica de ejercicio físico intenso también disminuye los niveles de grasa y triglicéridos en los animales y les permite reaccionar mejor ante las pruebas de estímulo. Ferrer está convencido de que el estudio “dará herramientas para reducir el incremento de sobrepeso y obesidad, que ha alcanzado niveles de epidemia entre adolescentes”.

España, el segundo país de Europa con más obesidad y sobrepeso
En el XVIII Congreso de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO) que se celebró en el pasado mes de junio en Barcelona, se presentó el último informe de The Economist sobre obesidad en España. Los datos del informe cuyo título es ‘Cómo hacer frente a la obesidad en España: La necesidad de una mayor concienciación e integración de políticas’ son concluyentes: el 17 % de la población española sufre obesidad, mientras que un 53,7 % tiene sobrepeso.

Es especialmente preocupante la obesidad infantil en nuestro país, y es que, según el estudio uno de cada 10 niños españoles tiene sobrepeso, un índice que está por encima de los valores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En concreto, un 26 % de los niños y un 24 % de las niñas tienen sobrepeso en toda España, mientras que el resto de países de la OCDE un 23 % de niños y un 21 % niñas sufren sobrepeso.

Ante estos datos, no se exagera al decir que la obesidad actualmente es uno de los problemas más graves de salud pública del siglo XXI. En España, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 57% de la población española padece de obesidad o sobrepeso, siendo nuestro país el segundo de Europa después de Reino Unido.
..Redacción