No se pierda

Para el exministro García Vargas el cambio del sistema sanitario debe ser liderado por los profesionales

28 de octubre, 2016
fes-garcia-vargas-arenas-gimenez

Alberto Giménez, presidente de la Fundación Economía y Salud, ha aprovechado la presentación del II Foro de la Fundación Economía y Salud para recordar que el objetivo es poner en valor el sector salud, como un sector estratégico, de inversión uy no de gasto. De hecho, “su carácter estratégico se ha desarrollado mucho más como consecuencia de esta crisis económica”. El sector salud es de alto valor, ha dicho, y tiene un retorno importante como en creación de empleo y que crea salud. “Un pueblo sano gasta menos y trabaja mejor”, ha dicho. Pero “tenemos que ser creíbles”, y dar explicaciones sobre el uso de los recursos, que tienen que ser manejados con criterios de calidad, ha dicho.

Por su parte el ex ministro Julián García Vargas, que ha sido protagonista de la presentación, ha asegurado que el sistema sanitario ha cambiado mucho porque desde el Informe Abril –realizado hace 25 años- se ha incrementado considerablemente el número y la calidad de las camas, con sistemas mucho más modernos. No obstante, ha insistido en que lo más importante que se ha hecho ha sido preservar el sistema MIR, así como disponer de unos equipos de gerentes hospitalarios excelentes, formados y competentes. “Ahora hay una conciencia de los límites presupuestarios”.

Por otro lado, también ha asegurado que “tenemos un sector privado mucho mejor y más amplio, en cuanto a las unidades tecnológicas y medios propios”, hasta el punto de que ha reconocido que “gracias al sector privada la crisis de los últimos años no ha sido peor”.

Gestión clínica e ingresos para el sistema público
García Vargas, en esta visión del cambio que ha habido en estos años entiende que “se ha abandonado la idea de que el cambio tiene que venir desde arriba”, y hay algo incipiente que indica que “los cambios vienen desde abajo, delos que saben, vienen de los profesionales”, ha dicho, a la vez que ha puesto a las sociedades científicas como ejemplo de liderazgo incipiente en este aspecto. Incluso ha insistido en que es bueno que los servicios compitan entre ellos para que sigan mejorando.

La gestión clínica supone romper los compartimentos por especialidades y trabajar de una manera mucho más interna, con especialidades vecinas”, ha dicho, pero sin dejar de mencionar que hay que dejar que funcione y ser audaz con los cambios, manteniendo los cambios que funcionan y cambiando los que no lo hacen.

Ministerio y Comunidades Autónomas
Sin embargo, ha sido bastante crítico con el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, e incluso con las relaciones entre ambos porque desde las Comunidades Autónomas “se intentado debilitar al Ministerio” y convertirlo en un parlamento político-sanitario.

También la dispersión territorial por Comunidades, incluso en prestaciones y fármacos, ha cambiado, “y es preocupante”, hasta el punto de que ha reconocido que “más que un sistema nacional de salud tenemos un sistema interautonómico de salud”, lo que implica una gran dispersión en la práctica médica, a pesar del esfuerzo de algunos profesionales del Ministerio generando protocolos comunes.

Este es un problema importante, ha dicho, porque supone que ahora mismo hay una “ausencia de una visión global de la sanidad”, y ha puesto como ejemplo la parte pública y la privada, hasta el punto de que en el Ministerio no hay si quiera una subdirección general que contemple la sanidad privada.

Para el Ministerio, Julián García Vargas pide un equipo con capacidad global y con ganas de permanecer para desarrollar un proyecto completo, algo que ahora mismo no se está dando. De hecho el mismo ha recordado que ha sido el Ministro de Sanidad que más tiempo ha permanecido en el cargo.
..Redacción