No se pierda

Teresa Angulo, portavoz del Partido Popular en el Congreso: Tenemos que mantener la colaboración con los profesionales

31 de octubre, 2016
teresa-angulo

Teresa Angulo es diputada y portavoz del Partido Popular en el Congreso, una persona con mucha experiencia y muy adecuada para contar qué cambios necesita y qué se puede esperar del sistema sanitario en esta legislatura que comienza y que tiene el diálogo como principal exponente. Ha tendido a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad en estos días de una actividad política frenética.

Agudos, crónicos, inmigración, aumento de esperanza de vida, vacunas…¿es posible mantener un sistema sanitario sin hacer importantes cambios ahora que ya no se percibe como “superexcelente” como hace unos años?
Precisamente por la situación delicada en la que el año 2011 se encontraba nuestros servicios básicos esenciales, especialmente la Sanidad fue por lo que el gobierno del Partido Popular consideró imprescindible acometer una serie de reformas en todos los ámbitos; reformas que estaban encaminadas a conseguir algo fundamental, como es el crecimiento económico y la creación de empleo, ya que no debemos olvidar que esas dos cuestiones son la mayor garantía para salvaguardar nuestro estado de bienestar y entre ellos la Sanidad.

Yo creo que la reforma sanitaria que se hizo en el año 2012, precisamente tenía como objetivo poderse garantizar por un lado la sostenibilidad de nuestro sistema público sanitario que estaba en peligro con esa deuda de 16.000 millones de euros que arrastraba, pero además asegurar que nuestra Sanidad fuera realmente universal, que siguiera siendo por supuesto pública y gratuita, pero que a la vez fuera de más calidad, más equitativa y más cohesionada. Yo creo que esos objetivos se han ido consiguiendo y yo creo que hoy en día si podemos seguir presumiendo de que tenemos una de las mejores sanidades del mundo; los españoles valoran positivamente el sistema sanitario español con sus pros y sus contras, pero en general, en conjunto creo que todos somos conscientes de que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y, además, los indicadores en salud son cada vez mejores, y es que España tiene la esperanza de vida más alta de la Unión Europea, se ha reducido el riesgo de mortalidad por enfermedades como el cáncer y yo creo que habiendo todavía cosas que mejorar, fue precisamente la necesidad de hacer esa reforma sanitaria del Partido Popular lo que garantizó que hoy podamos seguir disfrutando de esa Sanidad pública, universal y gratuita que yo creo que esa derogación de las reformas que algunos piden pueden ponerla en peligro.

Un médico mal remunerado, y sobre todo con inestabilidad profesional no puede ofrecer una buena calidad asistencial. ¿Pueden las Comunidades Autónomas pasar a interinos todos los médicos que ahora son eventuales?
A mi me gusta decir que en el sistema sanitario público el centro, el objetivo debe ser el paciente. Los profesionales que trabajan en el sistema, evidentemente son una de las piezas fundamentales para hacer que el sistema funcione. Esta semana se reunió la comisión de recursos humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS) de la que forman parte los responsables de todas las Comunidades Autónomas y después el ministerio; el secretario general de Sanidad se reunió también con los sindicatos, y es que de lo que se trata es de llevar a cabo de la mejor manera posible ese objetivo que yo creo que todos queremos, de dotar de la mayor estabilidad a nuestros trabajadores públicos. Vamos a dejar trabajar esa comisión e intentar cuanto antes darle la mejor solución a este tema.

Parece que apoyar la sanidad privada es de políticas de derechas y apoyar la pública es de izquierdas. ¿Cómo se puede romper esta presión político-mediática para explicar que la colaboración público-privada es universal y buena para el sistema?
Lo importante yo creo que es dejar claro que la atención que se preste a los ciudadanos sea lo más eficaz y de más calidad posible y no anteponer cuestiones partidistas o ideológicas a la atención sanitaria, porque yo creo que el SNS es responsabilidad de todos, de las administraciones públicas, de los profesionales, de la industria, y también de la sanidad privada, porque aquí no sobra nadie. Lo importante es garantizar que nuestro sistema sanitario siga siendo universal, público, gratuito y de la máxima calidad. Precisamente la colaboración pública-privada no fue un invento del Partido Popular. Tenemos que recordar que fue el Partido Socialista el que introdujo en la Ley General de Sanidad en el año 1986 la posibilidad de concertar la prestación de los servicios sanitarios con centros privados, y fue el PSOE quien dio respaldo legal a diversas fórmulas de colaboración público-privada tanto en la Ley de contratos en el sector público (creo que es del año 2007) como después en el texto refundido de la Ley del 2011. Por lo tanto de lo que se trata es de prestar la máxima y mejor atención sanitaria a los ciudadanos, de tener los mejores resultados en salud y por lo tanto, siempre que se haga con fórmulas que estén perfectamente legales, trasparentes y eficaces y como digo, con fórmulas que presten una calidad de sanidad pública, universal y que para los ciudadanos siga siendo gratuita, entendiendo como gratuita que la pagan con sus impuestos. Creo que lo demás es perderse en guerras ideológicas que no tienen mucho sentido. De lo que se trata es que entre todos hagamos el mejor SNS y que desde luego los ciudadanos reciban esa Sanidad todos en condiciones de calidad, equidad, de una manera cohesionada y de una manera pública y gratuita que no tiene nada luego que ver con la fórmula de gestión.

Atención Primaria parece la “hermana pobre” de la Sanidad. ¿ Qué se puede hacer en esta nueva legislatura de “consenso y diálogo” con la AP?, que en realidad, lo que reclama siempre es mayor atención y presupuesto.
La AP es la puerta de entrada al sistema sanitario, por lo tanto es una de las piezas claves del propio sistema. Es necesario seguir trabajando para reforzar cada vez más el papel de la AP precisamente para asegurar ese papel que tiene en su función de coordinación y de garantía de continuidad del flujo de pacientes hacia la atención especializada. Yo creo que hay que seguir trabajando para dotar a la AP de mayor capacidad resolutiva y evitar la excesiva burocratización que a veces tiene y por lo tanto debemos ser conscientes de que la AP es la puerta de entrada al sistema y que con una AP eficiente y eficaz es bueno para el paciente pero también es bueno para el sistema.

Ahora que empieza una nueva legislatura ¿Qué le falta al Partido Popular por hacer en estos cuatro años que no se haya hecho todavía en materia sanitaria?
Siempre hay algo que hacer, conseguir lo fundamental que es sacar a la Sanidad del debate político, algo que nosotros quisimos hacer desde el principio, pero se nos acusaba que trabajábamos desde la mayoría absoluta sin escuchar a nadie, algo que no es cierto. Prueba evidente es que por primera vez se firmaron esos acuerdos para la sostenibilidad y mejora del sistema con los profesionales médicos, enfermería, farmacéuticos; se firmó el pacto con la industria farmacéutica, y nosotros desde el primer momento en el Congreso propusimos ese pacto a los demás partidos políticos al que no quisieron sumarse. Yo creo que nosotros seguimos en esa idea, es decir, de hacer entre todos un gran pacto por la Sanidad en la que de verdad seamos capaces de poner sobre la mesa cuáles son las necesidades estructurales que siempre va teniendo un sistema complejo como es este y también las coyunturales que puedan ir surgiendo, porque afortunadamente la Sanidad no es como otras ciencias que son exactas, aquí afortunadamente se va evolucionando. Es verdad que es necesario empoderar más al paciente para hacerle también más corresponsable, porque al fin al cabo el sistema sanitario, el SNS es propiedad del paciente. Todos los ciudadanos somos propietarios de nuestro SNS , y yo creo que tenemos que hacer que sea lo más trasparente posible. De hecho una de las primeras iniciativas que hemos pensado en el congreso es para aprobar un Plan Nacional de Transparencia en el SNS  que les permita conocer a todos los ciudadanos con más profundidad el SNS  para que por supuesto en ese empoderamiento que queremos que tenga el paciente, esa capacidad de decidir también sea sobre su estado de salud, por lo que debe tener toda la información; seguir también con esa colaboración necesaria con todos los profesionales que conforman el sector, avanzar en el tema de la cronicidad, que el SNS deje de estar enfocados en agudos, y esté enfocados para crónicos, esto va íntimamente relacionado con esa estrategia de coordinación socio-sanitaria en la que lo sanitario, lo social vaya íntimamente unido para que al paciente se le ofrezca una solución a su situación, no solo desde el punto de vista asistencial, sino también desde el punto de vista social. Yo creo que tenemos muchos retos por delante y espero que fruto del diálogo y del consenso que en el Grupo Popular estamos dispuestos a ofrecer podamos ir resolviendo los importantes retos que nuestro sistema sanitario tiene.
..Redacción