No se pierda

La reconstrucción en 3D simula la anatomía del paciente y permite hacer una aproximación virtual de la cirugía

10 de noviembre, 2016
mandibula-3d

Los quirófanos ya no son lo que eran. Ahora se tiende a salas híbridas, donde conviven dispositivos de asistencia quirúrgica, sistemas de imagen para seguir la intervención, sistemas microscópicos de endoscopia, modelos biomecánicos y cirugía guiada por fluorescencia para que el cirujano pueda ver y contar con la mayor información posible para llevar a cabo su trabajo, según ha explicado el Dr. Michele Diana, director de la Unidad de Endo-laparoscopia del Instituto de Cirugía Guiada por la Imagen IHU, en Estrasburgo, en su conferencia bajo el título Ver o no ver. Ese es el dilema. 3D, UHD, ICG, realidad aumentada. ¿Hasta dónde llegar?, que ha pronunciado en el XXXI Congreso Nacional de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), que está teniendo lugar en Madrid.

En este panorama, el Dr. Diana ha detallado que sus trabajos se dirigen hace al cirugía cibernética, donde diferentes software se ponen al servicio del cirujano en el quirófano para que pueda analizar y revisar casos similares de otros colegas en tiempo real.

Reproducir la anatomía del paciente
Donde ha hecho especial hincapié ha sido en el hecho de poder utilizar reconstrucción en 3D de la zona que se va a intervenir. “De esta forma, se puede reproducir la anatomía del paciente y hacer una aproximación virtual de la cirugía, lo que nos ayuda a planear mejor la intervención y programar la zona más adecuada para llegar a la lesión. Nos permite tener una buena percepción de lo que vamos a hacer”.

Con respecto a la cirugía guiada por fluorescencia, ha destacado que aunque aún quedan muchos aspectos por perfilar, permite mejorar el diagnóstico de la lesión, reducir el número de complicaciones, mejora la visualización de la zona a intervenir, la anastomosis y permite evaluar mejor los resultados.

Mejorar la asistencia
Por su parte, el Dr. Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos y profesor titular de Cirugía de la Universidad Complutense, de Madrid, ha explicado que desde hace años se está trabajando en obtener el mejor rendimiento que ofrece la técnica y prueba de ello es el gran número de dispositivos de asistencia quirúrgica que forman parte ya de muchos quirófanos. “La innovación en cirugía es la introducción de un nuevo producto, proceso o servicio que proporcione mayor valor a los pacientes. Por eso, la innovación, para ser considerada como tal, debe mejorar la asistencia a través de la aportación de mayor valor a los pacientes individualmente y como población”, ha asegurado el cirujano, quien ha apuntado que entre las barreras con las que se encuentra la innovación en España, “como en el resto de los países, son las personas y nuestra cultura es la primera barrera. Eso luego se acompaña de problemas de financiación, apoyo y, sobre todo, la ausencia de un mercado interno”.

Otras de las novedades en innovación que se han comentado en el en el XXXI Congreso Nacional de la Asociación Española de Cirujanos (AEC) vienen de la mano de aprovechar los orificios naturales en la cirugía laparoscópica, según ha detallado el Dr. José Ignacio Rodríguez, del Hospital de Cabueñes, en Gijón, durante su participación en la mesa Innovación quirúrgica en España. Realidad o Quimera. En este marco, se han presentado distintos dispositivos más flexibles que mejoran el acceso a la zona quirúrgica y a la lesión a extirpar.

En opinión del Dr. C. Moreno, Coordinador de la Sección de Cirugía Mínimamente Invasiva e Innovación de la AEC los procesos de innovación suponen el motor de desarrollo de la cirugía. Por ello, promueve estos procesos y esfuerza en traer a sus reuniones científicas todos los avances en la especialidad. Además, está especialmente preocupada en formar a los cirujanos para capacitarles en el proceso de innovación y darles herramientas para que nuestros especialistas sean capaces de transformar sus ideas en productos con valor, es decir, convertir sus ideas en verdaderas innovaciones. En este sentido, por primera vez en la historia de la AEC se ha impartido un curso específico dedicado a Como Innovar en Cirugía.