No se pierda

El “big data” puede mejorar el cumplimiento terapéutico y por lo tanto el pronóstico y calidad de vida de los pacientes

16 de noviembre, 2016
observatorio-adherencia

Durante las V Jornadas de Adherencia al Tratamiento del Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) se aseguró que algunos estudios marcan la magnitud del incumplimiento del tratamiento en las enfermedades crónicas como “muy relevante”, de hecho, en los países desarrollados, la adherencia a los tratamientos a largo plazo en la población general se sitúa en torno al 50%, y resulta mucho menor en los países en desarrollo.

Algunas conclusiones de estos tres trabajos apuntan a que el mayor peso para una mala adherencia lo constituyen la pobre información sobre las ventajas del cumplimiento y la escasa información sobre el tratamiento prescrito.

Llamamos “big data” a datos muy grandes, estructurados o no, estáticos o dinámicos, simples o complejos, que pueden ser capturados, almacenados, gestionados y analizados tanto de forma convencional como utilizando técnicas innovadoras. Como ocurre con la mayoría de los campos de aplicación de “big data”, en el caso del sector sanitario es preciso, con mayor motivo aún, que la información agregada y normalizada esté anonimizada, para cumplir así con el máximo nivel de seguridad que exige la actual LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos).

El interés por el “big data” en la sanidad ha crecido en los años exponencialmente. Las posibilidades del uso de enormes cantidades de información, estructurada o no, se van descubriendo con cada pequeño paso en esa dirección. En su conjunto, se calcula que el “big data” puede ahorrar a los sistemas sanitarios hasta 300.000 millones de dólares (más de 260.000 millones de euros).

La utilización del análisis masivo de datos de cara a establecer modelos de actuación predictivos mediante algoritmos específicos contribuirá sin duda en voz de los expertos participantes en las jornadas a:

  1. Mejorar el cumplimiento terapéutico y por lo tanto el pronóstico y calidad de vida de los pacientes mediante la obtención de datos objetivos sobre el cumplimiento y no cumplimiento terapéutico en la patología seleccionada permitiendo estructurar estrategias concretas de actuación mediante el uso masivo de datos en estudios multicéntricos relacionados con la adherencia a patologías seleccionadas.
  2. Procurar un uso más eficiente de los recursos generando protocolos y procedimientos de actuación que hagan más efectivo el tratamiento interpuesto.
  3. Contribuir a la mejora de las acciones terapéuticas generando conocimiento específico y cualificado al respecto lo cual redunda en beneficio para el paciente al procurar tratamientos más específicos e individualizados y para el profesional sanitario por la eficacia, eficiencia y efectividad de las medidas interpuestas en cada caso.

Todos los expertos parecen estar de acuerdo en el gran valor que puede aportar el “big data” en el mundo de la salud. Los profesionales sanitarios cada vez entienden mejor que puede suponer un cambio de paradigma en la práctica de la Medicina, nos encaminamos hacia una nueva forma de desarrollar la medicina, la de las 4P (personalizada, predictiva, preventiva y participativa) han apuntado en estas quintas jornadas de adherencia al tratamiento.

La Integración de Niveles en la mejora de la adherencia al tratamiento
La integración de niveles asistenciales es un aspecto fundamental de cara a la mejora de la adherencia a los tratamientos, la implicación de todos los profesionales sanitarios, cada cual con su respectiva responsabilidad es un elemento clave, así se ha puesto de manifiesto a lo largo de la jornada.l necesario tiempo dedicado a cada paciente en cada una de las funciones asistenciales es determinante de cara a que la cumplimentación terapéutica. Un paciente informado, empoderado requiere disponer de la suficiente información que le permita poder ser corresponsable en la gestión de su propia salud.

Tanto desde la atención primaria, como desde la asistencia especializada pasando por la función de enfermería o la atención farmacéutica además de desde el resto de agentes implicados, psicólogos y asistentes.