No se pierda

Médicos del Mundo denuncia la exclusión sanitaria de los refugiados y migrantes

16 de noviembre, 2016
MedicosdelMundo

Médicos del Mundo ha hecho público un informe de su red internacional basado en datos médicos y sociales recogidos en 2015 en 31 ciudades de 12 países y revela una vez más la exclusión de los sistemas públicos de salud de las personas más vulnerables en Europa.

Las cifras recogidas confirman esta preocupante realidad:

  • El 68% de las personas que llegaron a los dispositivos de Médicos del Mundo no tenía cobertura de salud (incluidas las mujeres embarazadas.)
  • El 54% de los niños y niñas no estaba vacunado contra el sarampión, las paperas y la rubéola y el 32% tampoco contra el tétanos.
  • Más del 40% de las mujeres embarazadas no había tenido acceso a cuidados prenatales. Cerca del 60% no había tenido posibilidad de someterse a test de VIH y hepatitis B y C y no sabía adónde acudir para someterse a las pruebas de detección.
  • Cerca del 60% de las embarazadas en situación administrativa irregular limitan sus desplazamientos por temor a ser detenidas.
  • Sólo el 3,1 % de pacientes ha citado la salud como una de las razones de su migración. 3 de cada 4 portadores de patologías crónicas han descubierto su enfermedad después de llegar a Europa. Sin embargo, el mito de la migración por conseguir atención sanitaria sigue extendiéndose.

Los múltiples actos de violencia sufridos por las personas que entrevistamos para la elaboración de este informe tendrían que sensibilizar a las autoridades sanitarias sobre las necesidades de las y los migrantes y refugiados: es urgente poner en marcha en cada país un sistema de acogida y asistencia adecuado.

Es necesario garantizar que todas las personas que se ven obligadas a migrar transiten por vías seguras, especialmente las más vulnerables, respetando el derecho a la vida y a la salud en los países de origen, tránsito o destino. Migrar no es un delito”, ha afirmado José Félix Hoyo, presidente de Médicos del Mundo España, que ha participado en la presentación del informe en Bruselas.

Frente a este fracaso, Médicos del Mundo insta a todos los Estados miembros y a las instituciones de la UE a tomar medidas

  • Asegurar el acceso a los sistemas de atención sanitaria nacionales, basados en la solidaridad, la igualdad, y la equidad.
  • Las mujeres deben tener acceso a la atención perinatal, a un parto seguro y a la interrupción voluntaria del embarazo, si así lo desean.
  • Los niños y niñas deben tener acceso a los programas nacionales de vacunación y a la atención pediátrica.
  • Garantizar unas condiciones de acogida adecuadas (refugios, instalaciones sanitarias, atención médica, acceso a la información, etc…) conforme a los estándares de la intervención humanitaria.
  • Garantizar una protección jurídica satisfactoria, especialmente para las mujeres y los menores de edad, que representan ya la mayoría de quienes llegan a Europa huyendo de sus países.

En este sentido, Médicos del Mundo ha asegurado que los Estados miembros y las instituciones de la UE deben inmediatamente dejar de detener a los menores, y crear estructuras adaptadas para niños sin familia.”2015 quedará para todos nosotros como el año en que la solidaridad internacional con las personas migrantes y refugiadas ha demostrado su fuerza y sus flaquezas. La fuerza la ha aportado la solidaridad de la ciudadanía que en muchos países se ha organizado para ayudarles. La verdadera decepción proviene de la mayoría de los gobiernos europeos, incapaces de ponerse de acuerdo sobre normas comunes que permitan dar respuesta a las necesidades de las personas que huyen de guerras, de conflictos y de situaciones que amenazan su vida“, ha declarado Françoise Sivignon, presidenta de Médicos del Mundo Francia.