No se pierda

La innovación ha permitido controlar hasta en un 99% la fase inflamatoria de la esclerosis múltiple

23 de noviembre, 2016
esclerosis-multiple

La investigación ha permitido controlar hasta en un 99% la fase inflamatoria de la esclerosis múltiple, lo que afecta de manera directa y positiva en la calidad de vida de los pacientes. Y es que así se puso de manifiesto en el simposio satélite ‘Nuevas estrategias terapéuticas en EM’ que organizado por la compañía biotecnológica Biogen, se presentó en la LXVIII Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN), celebrada recientemente en Valencia.

Por ello, los expertos remarcan la necesidad de seguir apostando por la investigación, la cual en los últimos años ha derivado en un aumento significativo del arsenal terapéutico que ha provisto de nuevas opciones al paciente con EM.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune con una incidencia creciente en todo el mundo. Un tipo de células sanguíneas pasa al sistema nervioso y destruye la mielina que protege los nervios. La mayoría de los afectados por esta enfermedad sufren brotes (aparición brusca de nuevos síntomas neurológicos) que le paralizan alguna parte del cuerpo y pueden debilitar músculos, dañar la visión o provocar fatiga.

La investigación en el campo de la EM se ha dirigido hacia una mejor comprensión de los procesos que llevan a la degeneración axonal y, consecuentemente, a la progresión de la discapacidad de nuestros pacientes. Además, existe un interés creciente en estudiar los procesos que promueven la remielinización y la neuro-reparación con el fin de descubrir nuevas dianas terapéuticas”, comenta el jefe de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Doctor Trueta de Girona, Lluís Ramió.

En España hay 47.000 afectados por EM, y se diagnostican 1.800 nuevos casos al año
Por otra parte, durante el simposio ‘Optimizando el tratamiento de la EM: múltiples opciones para los pacientes’ se analizó la importancia del tratamiento precoz y los potenciales beneficios que aportan al paciente, así como el papel crucial que desempeña la adherencia.

En España la EM afecta a más de 47.000 personas y cada año se diagnostican unos 1.800 nuevos casos. El 70% de los casos se manifiestan en pleno desarrollo personal y laboral, entre los 20 y 40 años. Tras los accidentes de tráfico es la segunda causa de discapacidad entre adultos jóvenes, y la primera en discapacidad sobrevenida. En los jóvenes, sigue siendo la primera causa de discapacidad por enfermedad.

Los tratamientos actuales son moduladores de la enfermedad y el paciente debe ser consciente de la necesidad de un correcto cumplimiento terapéutico. A día de hoy no existen terapias curativas, por lo que una de las tareas fundamentales de los profesionales sanitarios es aliviar los síntomas y prevenir los posibles efectos secundarios.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), un 42% de los afectados dependen del uso de fármacos o ayudas médicas como, por ejemplo, la rehabilitación; un 50% necesita apoyos para deambular en algún momento de la enfermedad, y hasta un 75% sufre alteraciones del ánimo o depresión.
..Emilio Ramirez