No se pierda

El estrés severo causa entre el 15% y 20% de los ataques cardíacos

24 de noviembre, 2016

La enfermedad cardiovascular sigue ocupando el primer puesto de la lista de las patologías más frecuentes y mortales de los países desarrollados. No es extraño entonces que las urgencias cardiológicas sean diariamente las más comunes en cada servicio de Urgencias.

El infarto agudo de miocardio es una de las urgencias más graves, de hecho, en España, mueren cerca de 40.000 personas al año. La mayoría de los fallecimientos por infarto se producen como consecuencia de arritmias que conducen a una parada cardiaca. Y, desafortunadamente, el 30% de los afectados mueren antes de llegar al hospital.

El estrés, importante factor de riesgo
La literatura científica lleva años contemplando la relación entre estrés e infarto. La liberación de hormonas de estrés (como la adrenalina) en el torrente sanguíneo aumenta la probabilidad de ataque cardíaco y muerte súbita, explica el Dr. Alvarez- Vieitez del Servicio de Cardiología del Hospital La Milagrosa de Madrid. De hecho hay estudios que reflejan que entre un 15% y un 30% de los pacientes ingresados por parada cardiaca había sido víctima de estrés severo previamente.

El estrés ‘ataca’ al corazón por distintas vías: En primer lugar, un exceso de hormonas de estrés puede causar un infarto de miocardio. El estrés severo hace que el corazón lata más rápidamente, aumentando así el flujo de sangre a través de los vasos que pueden tener placas de ateroma. Este hecho es el que eleva el riesgo de rotura de las mismas, lo que a su vez puede originar un coágulo de sangre y, consecuentemente, un ataque cardiaco. En segundo lugar, la elevación de las hormonas de estrés también pueden actuar directamente sobre las placas de ateroma, alterándolas, o provocar un aumento del latido cardiaco.

Síntomas de un infarto
Las mujeres son más vulnerables a sentir tristeza y ansiedad que los hombres, de acuerdo con las investigaciones, y sentir la presión del estrés más que los hombres, tanto en el trabajo como en el hogar. Es importante poder reconocer los síntomas para poder llegar a tiempo al Hospital. Los principales son:

• dolor torácico
• falta de aire
• pérdida del conocimiento
• parada cardiaca.

Cómo prevenir el estrés
Según señala el Dr. Antonio Álvarez-Vieitez existen una serie de pautas y hábitos que ayudan a mitigar y controlar el estrés como:

• Practicar yoga o meditación.
• Pasar tiempo al aire libre en la naturaleza (parques, zonas verdes…)
• Hacer ejercicio regular (andar y pasear al menos 30 minutos al día)
• Sentarse en silencio y concentrarse en su respiración durante 10 minutos cada día.
• Pasar tiempo con amigos.
• Ver una película o disfrutar de la lectura de un buen libro.

Las urgencias cardíacas en el Hospital La Milagrosa
En el Hospital La Milagrosa se atienden cada día entre ocho y diez urgencias cardiacas de toda índole. Desde las más leves a las más graves. Concretamente, hablamos de infarto agudo de miocardio, arritmia súbita, arritmias bradicardias, choque cardiogénico, muerte súbita, insuficiencia cardiaca congestiva, entre otras. El equipo que asiste todas estas urgencias forma parte del Servicio de Cardiología del centro sanitario que trabaja ‘codo con codo’ con el de Urgencias.

El Servicio de Cardiología, dirigido por Dr. Carlos Macaya, en cuyo equipo están especialistas de la categoría del Dr. Álvarez-Vieitez o el Dr. Julián Pérez-Villacastín, cuenta con tecnología de última generación para el intervencionismo cardiovascular.

Una de las incorporaciones más relevantes son las nuevas Unidades de intervencionismo (Hemodinámica y Arrtimias) y la Unidad de imagen cardiaca con angiotac coronario y ecocardiodigrafia 3D transesofagico que completan la capacidad diagnóstica y terapéutica de la cardiología clínica.

Así, por ejemplo, la Sala de Hemodinámica está dotada con la última tecnología para el estudio y el tratamiento invasivo de las enfermedades cardiovasculares como el infarto agudo al miocardio (una de las urgencias más frecuentes), la angina de pecho, enfermedades valvulares cardiacas, enfermedades congénitas, enfermedades de los vasos periféricos como las arterias carótidas, las arterias renales y la aorta.

Asimismo, el equipo cuenta con Radiología Intervencionista, una especialidad de la radiología en la que se utilizan técnicas de imagen para ejecutar procedimientos mínimamente invasivos, tanto de diagnóstico como para tratamientos específicos.