No se pierda

La responsabilidad de los pacientes, clave en la autogestión de patologías crónicas

29 de noviembre, 2016
doctor-patient

La responsabilidad de los pacientes en su propio cuidado es un elemento que se traduce en una mayor adherencia a los tratamientos, mejor cumplimiento de las revisiones, menores tasas de recaídas y, en general, un uso más racional de los servicios de salud. Así lo ponen de manifiesto diversas experiencias con distintas patologías crónicas como han querido reconocer los especialistas en Medicina Interna en su congreso anual que este año se celebra en Zaragoza.

Con el objetivo de analizar los beneficios que tiene implicar a los pacientes en la gestión de su propia enfermedad, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), organiza el Encuentro con el Experto “Corresponsabilidad de los pacientes” en el marco de su XXXVII Congreso Nacional.

Hay experiencias interesantes de corresponsabilidad en procesos crónicos, como diabetes, anticoagulación, hipertensión, hipercolesterolemia, hospitalización domiciliaria…, pero queda un largo camino por recorrer y hacerlo lo mejor posible depende de la colaboración entre pacientes, profesionales y gestores” señala el Dr. Tomás Mainar, especialista en Medicina de Familia y presidente del Foro Aragonés de Pacientes.

En este sentido, el Dr. Julio Sánchez-Álvarez, vicepresidente de la Sociedad de Medicina Interna de Aragón, Navarra, La Rioja y País Vasco (Somivran), subraya que “el hecho de asumir mayor responsabilidad implica aumentar los conocimientos sobre el proceso que sufren y esta circunstancia va a favorecer la cumplimentación terapéutica y la disminución del consumo de recursos: va a necesitar menos revisiones, éstas serán más eficientes, se producirán menos descompensaciones y disminuirá el consumo farmacéutico”.

Sin embargo, coincide con el Dr. Mainar en que aún queda camino por recorrer: “Falta mucha formación en muchos pacientes y sobra paternalismo en algunos profesionales. No obstante, se han hecho grandes progresos por ambas partes: las asociaciones de pacientes están haciendo esfuerzos en la formación de sus asociados (el Foro Aragonés de Pacientes es un ejemplo) y a nivel médico se han producido notables cambios en la relación con el paciente, inducido desde las diferentes etapas formativas y reflejado en los documentos que asesoran nuestra relación terapéutica con los pacientes, como son las guías clínicas: en ellas cada vez está más presente la recomendación de tomar decisiones compartidas”.

A juicio del Dr. Sánchez-Álvarez, un tercer elemento fundamental en esta corresponsabilidad son las autoridades sanitarias. “Es preciso que sean conscientes de esta realidad y den pasos en este sentido, a nivel de educación poblacional, asesoría a profesionales y contemplando la necesidad de tiempo para establecer esta corresponsabilidad, especialmente a nivel de Atención Primaria”, apunta el experto.

Avances en este campo
El Dr. Sánchez-Álvarez, jefe del Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario de Navarra, subraya que, reconoce los esfuerzos que se están haciendo en esta dirección: “Tanto en pregrado como en postgrado para formar a profesionales capacitados para la toma de decisiones compartida con el paciente. Las asociaciones de pacientes, crecientes en número y en organización, son otro buen ejemplo de progresión. Para la Sociedad Española de Medicina Interna es una competencia transversal de adquisición indispensable durante la formación como especialista y durante el desempeño profesional. De hecho, entre los Grupos de trabajo que conforman la SEMI existe un Grupo de Bioética y Profesionalismo, que trabaja en esta dirección. A este grupo se ha añadido recientemente otro, el Grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía, cuya misión fundamental, como indica su nombre es mejorar el conocimiento en ciencias de la salud y, consiguientemente, facilitar la corresponsabilidad del paciente”.

Sin embargo, pese a estos esfuerzos, señala que la situación en España “es claramente mejorable. Desde el punto de vista de los profesionales la situación es similar a la de los países europeos de nuestro entorno. A nivel de pacientes, tanto en formación como en organización creo que estamos ligeramente retrasados”.

Una crítica que comparte el Dr. Mainar que admite que España se encuentra a un buen nivel al hablar de corresponsabilidad del paciente en relación con otros países europeos, aunque subraya que “al haber llegado más tarde al desarrollo de políticas de formación para el empoderamiento de pacientes, no estamos en el primer nivel en compartir responsabilidades”.

Ambos expertos coinciden en la necesidad de poner al paciente en el centro del sistema sanitario y dotarles de medios para que la corresponsabilidad sea un hecho. “Deberíamos intentar que éste deje de ser simplemente un lema atractivo, para conseguir que sea la realidad en la que se desarrolle nuestra actividad profesional”, concluye el Dr. Sánchez-Álvarez.