No se pierda

Escándalo en la sanidad británica: Informe revela muertes evitables en maternidades de dos hospitales ingleses

2 de diciembre, 2016
north-manchester-general

Escándalo en la sanidad pública británica, y es que un informe médico divulgado esta semana sobre las prácticas de dos hospitales del Reino Unido halló errores y situaciones consideradas “inaceptables” cometidos durante años en sus unidades de maternidad, que se cobraron varias muertes “evitables” de madres y bebés.

En concreto, el informe que, fue elaborado el pasado mes junio a nivel interno por la autoridad sanitaria local Pennine Acute Hospital, que es dependiente del Servicio de Salud Británico (NHS), se realizó en base a las prácticas empleadas en los hospitales North Manchester General y el Royal Oldham.

El documento detalla casos de negligencia clínica cometidos en estos dos hospitales del norte de Inglaterra, entre los que destaca el de una bebé prematura que sin posibilidades de sobrevivir la dejaron morir sola dentro de un moisés, en una habitación separada, cuando el protocolo establece que en este caso el infante debe estar en los brazos de su madre.

También se denuncia el fallecimiento de una mujer a causa , siempre según el citado informe, de una “catastrófica hemorragia”, después de que los sanitarios ignoraran sus síntomas y los relacionaran erróneamente a una enfermedad mental.

El informe interno transcendió a los medios por la presión del diario vespertino Manchester Evening News, a quien avisó un informante anónimo que denunció que la Pennine Acute Hospital trató de evitar a toda costa su difusión, llegando a decir que dicho documento no existía.

Otro de los incidentes involucra a un bebé que falleció porque el personal médico no había detectado que su madre tenía un tipo raro de sangre, lo que podría haberle salvado la vida.

“Asuntos preocupantes que se repiten”
En el documento se ponen de manifiesto “claras evidencias de malas decisiones adoptadas, que han resultado en daños significativos para mujeres” y en “graves problemas” en unidades de maternidad de los citados hospitales, resultando en “altos niveles de daño para los bebés de forma particular, con un significativo impacto a largo plazo”.

Asuntos preocupantes que se repiten” en la maternidad de esos hospitales, y es que así lo recoge el informe. Asuntos que han trascendido como fallos a la hora de supervisar señales vitales de los pacientes, mala documentación o que no se revisen resultados clave de pruebas de laboratorio, toda una serie de “protocolos” básicos y fundamentales que cuesta creer que no se hayan llevado a cabo por los profesionales de los citados centros. También denuncia la falta de información crítica en historiales clínicos de los pacientes, una “mentalidad rígida” por parte de los sanitarios o la repetida violación de procedimientos de seguridad.
..Redacción