Inicio ASP Estudio determina que el consumo de aceite de oliva virgen extra reduce...

Estudio determina que el consumo de aceite de oliva virgen extra reduce en un 51% el riesgo de tener una fractura osteoporótica

Compartir

Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y la Universidad Rovira i Virgili (URV), determinaron que consumir aceite de oliva virgen reduce un 51% el riesgo de tener una fractura osteoporótica.

Los investigadores que han liderado el estudio, Mónica Bulló y Jordi Salas-Salvadó, de la Red CIBEROBN y de la Unidad de Nutrición Humana de la URV, atribuyen estos beneficios al conjunto de sustancias que componen el aceite de oliva virgen, desde la grasa hasta los polifenoles y otros componentes, por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Los científicos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista Clinical Nutrition, han analizado a 870 personas de entre 55 y 80 años que tienen un elevado riesgo de enfermedad cardiovascular. Estas personas han sido reclutadas a nivel ambulatorio por médicos del Instituto Catalán de la Salud de las comarcas de Tarragona, que participaron en el estudio “PREDIMED”.

Además, los investigadores han analizado el estilo de vida, el historial clínico y la medicación de los participantes, entre otros biomarcadores, para monitorizar su estado de salud. Asimismo, los participantes han tenido que contestar varios cuestionarios sobre su alimentación.

De esta forma, los investigadores han comprobado que aquellas personas que han consumido más aceite de oliva virgen extra, equivalente a 4 o 5 cucharadas soperas al día, presentan un menor riesgo de sufrir este tipo de fracturas, independientemente de otros factores de riesgo. La incorporación de este alimento a la dieta habitual es una forma eficaz de proteger los huesos, hasta el punto de disminuir la aparición de fracturas debidas a la osteoporosis.

Los encargados de realizar el estudio, explicaron que “todo indica que el aceite de oliva contribuye a mejorar la salud, no sólo en relación con la enfermedad cardiovascular, como se ha demostrado previamente, sino también en otros como la osteoporosis, patología que genera un gasto público importante debido a bajas laborales, inmovilidad y dependencia en algunos casos“.
..Redacción