Inicio ASP Científicos detectan que las células mutantes en Tet2 aceleran el desarrollo de...

Científicos detectan que las células mutantes en Tet2 aceleran el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares

Compartir

Un equipo de científicos de la Universidad de Boston y la de Yale (EE UU), ha descubierto un nuevo factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en todo el mundo.

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos y pueden manifestarse de muchas formas: presión arterial alta, enfermedad arterial coronaria, enfermedad valvular, accidente cerebrovascular y arritmias (latidos irregulares). Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en todo el mundo y son las culpables del fallecimiento de más de 17 millones de personas a nivel mundial cada año.

Los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares son: hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes, obesidad, tabaquismo, inactividad física, sexo, herencia y edad.

La investigación publicada en la revista Science, ha evidenciado que las mutaciones en las células sanguíneas que se acumulan con el envejecimiento promueven la formación de placas dentro de las arterias, o aterosclerosis, y también la inflamación que agrava las dolencias circulatorias.

La aparición de mutaciones en las células es una causa bien conocida de cáncer, pero hasta ahora no se había demostrado que además pudieran tener un papel en otras enfermedades asociadas al envejecimiento. El estudio se ha centrado en “Tet2”, gen que aparece mutado en células madre de la sangre y que promueve el riesgo de cáncer.

El científico José Javier Fuster, de la Universidad de Boston, explicó que “sugieren que las células mutantes en Tet2 aceleran el desarrollo de aterosclerosis porque dan lugar a células inmunes que producen cantidades elevadas de una proteína implicada en respuestas inflamatorias, la interleuquina 1 beta”.

Estas células mutadas proliferan mucho más rápido que las sanas, aunque los investigadores han descubierto una forma de detener su avance. “Cuando tratamos a los ratones con un fármaco que bloquea la producción de esta proteína, suprimimos completamente la aterosclerosis acelerada en los ratones portadores de células mutantes en Tet2”, añadió Fuster.

Asimismo, Vicente Andrés, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, indicó que “este estudio es importante porque puede ayudar a explicar los casos de aterosclerosis hasta ahora inexplicables, el típico tipo delgadito, que hacía deporte, no fumaba, pero que acaba sufriendo una de estas dolencias”. Este nuevo factor de riesgo es “inherente al envejecimiento” y puede que haya más genes similares cuyo papel aún está por identificar, finalizó.
..Diego Armando M