No se pierda

Diseñan nueva terapia contra la tuberculosis que podría reducir el tiempo de tratamiento en un 75%

27 de enero, 2017
Mycobacterium tuberculosis

Investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos) han creado una nueva terapia contra la tuberculosis con fármacos (clofazimina, bedaquilina, etambutol y pirazinamida) que podría reducir el tiempo de tratamiento hasta en un 75% y el riesgo de que los pacientes desarrollen resistencias.

El hallazgo que, ha sido publicado en Nature Communications, revela que los científicos utilizaron la plataforma de superficie de respuesta parabólica, un método de análisis de datos que identifica qué combinaciones de fármacos funcionan sinérgicamente y son más eficaces en el tratamiento de la enfermedad.

El estándar actual para tratar la tuberculosis es un régimen de cuatro fármacos que ha estado en uso desde la década de 1980. Fue desarrollado a través del método del ensayo y error, en lugar de a través de una búsqueda sistemática de drogas sinérgicas. “Requiere de seis a ocho meses de terapia, lo que aumenta la probabilidad de toxicidad del fármaco y, además, suele haber una mala adherencia al mismo, lo que a su vez provoca que la enfermedad se vuelva resistente a los medicamentos”, comenta el autor principal del estudio, Marcus Horwitz.

La tecnología PRS se puede aplicar a cualquier enfermedad y se ha utilizado en oncología, enfermedades infecciosas, inmunosupresión y otras áreas en el laboratorio y la clínica. Además, en un estudio anterior los investigadores evaluaron la eficacia de alrededor de 500 combinaciones de fármacos y dosis utilizando un modelo de cultivo celular. Esto les permitió identificar varios esquemas altamente sinérgicos de tres y cuatro fármacos que probablemente serían más potentes que el régimen estándar utilizado para tratar la tuberculosis.

A nivel mundial, la tuberculosis se acerca al Sida como principal causa de muerte por infección
Pese a ser una enfermedad infecciosa que hace más de 50 años que tiene cura, la mortalidad registrada a nivel mundial por tuberculosis sigue siendo inaceptable ya que la mayoría de estas muertes son prevenibles con un correcto diagnóstico y un adecuado tratamiento.

A finales de 2015, por primera vez, la tuberculosis se acercó al Sida como principal causa de muerte por enfermedades infecciosas, y es que así lo expuso el Informe mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la tuberculosis 2015.

Durante 2014, el estudio determinó que más de 1,5 millones de personas murieron por tuberculosis ( 890 000 hombres, 480 000 mujeres y 140.000 niños). En ese mismo período de tiempo, 1,2 millones de personas murieron por Sida, incluyendo a las 400.000 que padecían tanto el Sida como la tuberculosis.

No obstante, a pesar de estas cifras, el informe destacaba que la mortalidad provocada por la tuberculosis, en los últimos 25 años se redujo a la mitad, un descenso que se hizo especialmente significativo a partir del año 2000, debido a la entrada en vigor de los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas. Según la OMS, durante los últimos 15 años el diagnóstico y tratamiento efectivo de los casos detectados ha salvado la vida a unos 43 millones de personas.

En España, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), se producen como mínimo unos 10.000 casos nuevos de tuberculosis cada año, casi el doble de los 5.700 que se declaran oficialmente. Según denuncian muchos se están dando en población inmigrante en situación irregular o ‘sin papeles’.
..Emilio Ramirez