Inicio ASP Trabajar como médico sin el MIR

Trabajar como médico sin el MIR

Compartir

Imagino que todos los que hemos pasado por el MIR hemos tenido que escuchar cosas como que es una suerte que todos los años haya MIR, que ojalá en otros campos laborales hubiese una convocatoria anual para acceder a un trabajo y cosas por el estilo… Después de explicar en repetidas ocasiones a conocidos y familiares las expectativas laborales y de, en cierto modo, desconocer el mundo más allá del MIR me dio por indagar las alternativas al MIR en España y replantearme la duda de si realmente es un ‘chollo’ que anualmente se convoque el MIR.

Para empezar, he tenido que aclarar, por activa y por pasiva, que las plazas que convoca el Ministerio de Sanidad NO son plazas vitalicias, conseguir una plaza MIR, FIR, BIR, EIR, QIR, PIR, RFIR… NO es igual a conseguir un trabajo indefinido. Son oposiciones para acceder a un trabajo de formación, el cual dependiendo de tu carrera de origen dura unos años, pero, como mucho, a los cinco años terminas tu formación, tienes tu título de Especialista y, en la mayoría de los hospitales, eres despedido y a buscarte la vida de nuevo. Hace no mucho un señor me contestaba indignado al comentarle el ratio de los médicos, alegando que su hijo, como policía, tuvo que competir con muchos más aspirantes por una plaza, tuve que matizarle que a mí a los cuatro años me echarían a la calle y a su hijo ya nadie le quitaría su trabajo. Partiendo de ahí, que es algo que cualquier persona del entorno sanitario tiene claro, voy a pasar a comentar las alternativas laborales al MIR que hay después de hacer Medicina.

En primer lugar y, como elemento diferenciador del resto de plazas convocadas por el Ministerio, un médico prácticamente no puede trabajar sin el MIR (hay excepciones que más adelante comento), mientras que un enfermero o un psicólogo, por poner dos ejemplos, pueden perfectamente ejercer en un relativamente ‘amplio’ mercado laboral. En el caso, por ejemplo, de un psicólogo tendrá que hacer el PIR si quiere dedicarse a la Psicología Clínica dentro de las instituciones del Ministerio de Sanidad, pero la gran mayoría de psicólogos que se gradúan anualmente ejercen, con menor o mayor suerte en cuanto a su calidad laboral, sin hacer el PIR o sin conseguir obtener una plaza PIR por el vergonzoso ratio de plazas ofertadas.

Ahora bien… Tú acabas tu carrera de Medicina, eres Licenciado o Graduado en Medicina tras, con suerte, seis años de esfuerzo. ¿Y ahora qué? Las alternativas a hacer el MIR son bastante limitadas:

Medicina Militar
Puedes entrar, previamente, como estudiante de Medicina y te ponen un pequeño sueldo de 500€ y entras con rango de alferez o puedes acceder como Médico Militar tras acabar la carrera. La información sobre la Medicina Militar es relativamente difícil de encontrar, actualmente la convocatoria del año pasado del BOE está borrada de los propios servidores web de reclutamiento del Ministerio de Defensa. Por lo que he podido saber, hay déficit de médicos en el ejército, está relativamente bien pagada, puedes hacer la especialidad si haces una especie de MIR confeccionado por Defensa… Pero tiene que ser muy vocacional, tienes que estar dispuesto a recibir instrucción militar, a ser destinado al extranjero y demás. Además de firmar un contrato de compromiso con el Ejército durante un número determinado de años.

Medicina Forense
Es la gran maltratada desde mi punto de vista. Hasta el año pasado había algo de confusión porque uno podía formarse en el Ministerio de Sanidad o en el Ministerio de Justicia. Si accedías por Sanidad era una formación de escuela en la que no sólo no te pagaban, sino que encima pagabas tú por formarte durante la residencia. Y si quieres trabajar como forense para Justicia directamente hace años que no se convocan plazas. Este año el Ministerio de Sanidad ha eliminado las plazas de Médico Forense de las ofertadas para este MIR con que actualmente el que quiera ser Forense no tiene muy claro cómo hacerlo. Supongo que la vía más fácil sería apuntarse como interino a las bolsas de trabajo del Instituto Forense más cercano y esperar a ir cubriendo vacantes y tratar de aprender algo, pero no lo considero una opción viable si quieres tener una cierta formación y estabilidad.

Residencias de ancianos
Los portales de empleo están plagados de ofertas para Licenciados en Medicina en residencias de ancianos. Me sorprendió este hecho, en primer lugar, porque existe una especialidad que es Geriatría y que son los profesionales adecuados para desempeñar dicho trabajo ya que tienen la formación necesaria. En segundo lugar porque, aunque supongo que es legal ya que son empresas privadas las que te contratan, me extrañó que en la mayoría lo único que pedían era ser Licenciado en Medicina en España o tener el título convalidado. En muchos casos siquiera pedían experiencia previa. Igual soy yo que considero que me falta formación y habilidades para desempeñar el trabajo, pero no sé cuántos de mis compañeros están capacitados, tanto a nivel de formación como de habilidades, para desempeñar el trabajo en unas condiciones de seguridad y garantías tanto para ellos mismos como para los pacientes. Manejar un paciente geriátrico es una de las cosas más complicadas que existen porque suelen ser pluripatológicos, multimedicados, con gran número de complicaciones y de exacerbaciones de sus procesos crónicos… Que se contrate a un “chavalito/a” (con todos los respectos, pues estoy en ese grupo) de 24-25 años, que acaba de salir de la carrera para cuidar – médicamente hablando – de pacientes geriátricos me parece una irresponsabilidad y una falta de respeto hacia nuestros mayores. Además estas ofertas de empleo, en muchos casos, iban acompañadas de sueldos bajísimos.

Guardias en la empresa privada
Paralelamente al número de ofertas de empleo en residencias de ancianos se encuentran las ofertas de guardias en empresas privadas. Hay multitud de ofertas donde buscan médicos para empresas privadas dispuestos a hacer guardias en pequeñas policlínicas, en servicios de atención domiciliaria y similares. Siguen el esquema de lo anterior: trabajo para el cual, a priori, un Licenciado de Medicina no está plenamente formado y sueldos precarios. De nuevo, rozando la irresponsabilidad y el verte en situaciones complicadas para las cuales no estás capacitado: te avisan de un domicilio porque un señor se encuentra mal, ahí te desplazas tú solo en tu coche, llevas un puñado de buenas intenciones, algunos conocimientos teóricos de la carrera, alguna habilidad práctica y tu fonendo con el que sanar al mundo. Llegas y el señor está teniendo un infarto o un ictus. Trágame, tierra.

Renovación del carnet de conducir y certificados médicos
Congrega la alternativa laboral más responsable y precaria para los Licenciados en Medicina. Responsable porque los únicos requisitos son ser Licenciado en Medicina y estar colegiado en la ciudad donde vayas a ejercer y porque el trabajo consiste en ver si el paciente cumple unos requisitos mínimos, establecidos por la DGT, para poder conducir un vehículo. En cuanto a precaria es la oferta laboral más precaria que he encontrado para un médico, al menos en mi zona. He contactado, por curiosidad, con dos empresas y ambas directamente incurrían en delito fiscal y me inducían a participar de dicho delito fiscal: en una me comentaron que me tendría que dar de alta como falso autónomo y que la empresa me facturaría lo que acordásemos, que si quería pedir que me facturasen sólo trescientos euros al mes y así ganaba yo más – al pagar menos impuestos – no habría problema, era cuestión de hablarlo. La conclusión fue que después de estafar a Hacienda, pagar los gastos de colegiación y demás ganaría en torno a 600/700€ por trabajar 4h cada tarde de lunes a viernes y alguna mañana suelta. En la segunda era aún más flagrante el chanchullo propuesto, me empezaron advirtiendo que en este sector todo funciona así y que ellos me pagaban 1000 o 1200 (dependiendo de si tenía experiencia “y otras cosas”, yo me pregunto ¿qué carajo eran esas “otras cosas”?) por trabajar por la mañana y por la tarde de lunes a viernes, pero el mecanismo de funcionamiento era que yo me daba de alta en Hacienda para poder facturar y que ellos me facturaban mensualmente por debajo del SMI y el resto del dinero me lo daban en negro. Así no me hacían contrato y yo ganaba más porque no tenía que darme de alta como autónomo, simplemente facturar como una persona física. Que ellos me lo arreglaban todo para que pudiese hacerlo así. Cuando le interpelé que yo creía que era necesario darse de alta como autónomo para poder facturar por una actividad con continuidad, aunque, en teoría, cobrase por debajo del SMI, me contestaron que no, que eso se hacía así y no hacía falta. Cometen delito fiscal y provocan que lo cometas si quieres un trabajo. La conclusión es que si te interesa este tipo trabajo puede que tengas unas condiciones laborales precarias, sin derecho a paro y, posiblemente, siendo inducido a cometer un delito fiscal. Marca España.

Trabajar en Mercadona
Aunque, a priori, puede sonar a broma, en los últimos meses están publicando una gran cantidad de ofertas de empleo para médicos, aparentemente bien remuneradas (creo que rondan los 3.000€ mensuales) y con el requisito de ser Licenciado en Medicina, aunque creo que también exigen un año de experiencia en un puesto similar.

Trabajar como médico de mutua o empresa de prevención
Es una alternativa, pero en la gran mayoría de las ofertas que ponen como requisito ser Licenciado en Medicina suelen ‘valorar positivamente’ el hecho de ser Médico del Trabajo. Algo lógico puesto que este empleo, en teoría, debe desempeñarlo un Médico del Trabajo. Por lo que parece sensato que si compites laboralmente con un médico del trabajo te pase por encima a la hora de conseguir el empleo.

Miscelánea de trabajos
Otras ofertas laborales de lo más variopintas, aunque, por lo general, temporales y precarias que he podido encontrar son médico de parque acuático en verano, médico para cubrir eventos deportivos, médico para eventos festivos, médico para redactar artículos y contenidos, para ser visitador médico de farmaceútica… y un largo etcétera, pero son poco frecuentes.

Dedicarte a otra cosa como el Gran Wyoming o Gaspar Llamazares, dos personalidades que, a pesar de ser médicos, se dedican a profesiones que poco o nada tienen que ver con el ejercicio de la medicina.

A fin de cuentas, si no tienes una necesidad imperiosa de empezar a cobrar dinero y ninguna de las alternativas comentadas te interesa (cosa que veo lógica), sólo queda volver a repetir el MIR. Cosa que, por otro lado, cada vez está más complicado teniendo en cuenta que para más de 13.439 aspirantes hay 6.328 plazas.
..Dr. Marcos H. Pereña. FuturoDr