Inicio ASP Los nefrólogos muestran a Sanidad su disposición a sumarse a un “reformulado”...

Los nefrólogos muestran a Sanidad su disposición a sumarse a un “reformulado” RD de Troncalidad que extienda la formación de la especialidad

Compartir

La Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.), a través de su presidenta, la doctora María Dolores del Pino, ha hecho llegar a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, una carta en la que manifiesta su predisposición a sumarse a un acuerdo de amplio espectro que “reformule” el Real Decreto de Troncalidad que, propuesto por el Gobierno, fue recientemente anulado por el Tribunal Supremo al considerar insuficiente su Memoria de impacto económico.

Para la presidenta de la S.E.N., la nueva situación creada por las sentencias del alto tribunal es una oportunidad para hacer una normativa con mayor acuerdo y, celebra el talante del Ministerio y su disposición a modificar el texto de la Troncalidad y no sólo la Memoria Económica.

En el texto, ahora mismo paralizado, la Nefrología se integraba en el Tronco Médico Común en el que se impartirían dos años de formación común y el resto serían de formación específica en la especialidad. Por ello, para sumarse al acuerdo, la presidenta tan solo señala como condición innegociable el establecimiento de tres años de formación específica, y es que según la S.E.N., es una “necesidad imperiosa” extender el período, ya que se trata de una especialidad muy compleja y diversa.

A pesar de la incidencia de las enfermedades nefrológicas, hay mucho desconocimiento

Uno de los mayores reclamos de la S.E.N. al Ministerio es que se produzca un esfuerzo conjunto para acabar o, al menos reducir el desconocimiento que existe alrededor de las enfermedades nefrológicas, a pesar de que presenta una elevada y creciente incidencia.

Además insta a ofrecer a la población un concepto de lo saludable “teniendo en cuenta también la salud de sus riñones y concienciando de la importancia de controlar la función renal con una analítica anual, especialmente la población mayor de 65 años, y aquellos pacientes con alguna enfermedad crónica (diabetes, hipertensión, obesidad, dislipemia) o con antecedentes familiares de insuficiencia renal”.

En este sentido, tal y como recoge el Documento Marco sobre Enfermedad Renal Crónica (ERC) que, publicado en el año 2015 fue bajo el consenso de las sociedades científicas, y el propio ministerio, se estima que algo más de cuatro millones de personas padecen en España enfermedad renal crónica; de estas, algo más de 55.000 están en tratamiento sustitutivo renal (TSR), que es cuando su riñón no puede cumplir su función y, o bien lo hace ayudado de hemodiálisis (HD) o diálisis peritoneal (DP), o sino un trasplante renal (Tx). Además, la prevalencia de esta patología no ha dejado de avanzar, y es que cada año unas unas 6.000 personas con insuficiencia renal progresan hasta la necesidad de seguir uno de los tres tipos de tratamiento sustitutivo renal citados: hemodiálisis, diálisis peritoneal y trasplante renal.

Según el Documento Marco sobre ERC, se calcula que el TSR consume entre el 2,5% y el 3% del presupuesto del Sistema Nacional de Salud (SNS) y más del 4% de atención especializada, esperando un incremento anual de estos costes, y es que unos 6.000 nuevos pacientes inician la terapia de reemplazo renal y se produce un aumento del 3% en la prevalencia.

No se exagera al decir que la ERC es un importante problema de Salud Pública asociado a una mortalidad prematura (especialmente de origen cardiovascular) con importantes implicaciones sociales y económicas.

Necesitamos en suma reforzar la presencia de las enfermedades renales en la opinión pública y en los planes de salud confeccionados por las diferentes administraciones, alineando de esa forma la incidencia real (social, sanitaria y económica) de estas patologías con su percepción pública”, zanja la presidenta.

Documento Marco sobre Enfermedad Renal Crónica 2015 (ERC)


..Redacción