Inicio ASP La esperanza en la recuperación de las secuelas tras sufrir un ictus...

La esperanza en la recuperación de las secuelas tras sufrir un ictus mejora con un conocimiento previo de la enfermedad y con la atención inmediata

Compartir

Más del 50 % de los pacientes con ictus isquémico se recuperan o quedan con mínimas secuelas”, siempre y cuando exista un conocimiento previo de la enfermedad que permita una atención inmediata. Y es que así lo afirmó la coordinadora del Grupo de Estudios de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la doctora María Alonso de Leciñana en el marco de una jornada organizada por la asociación Freno al Ictus.

Pese a ser una patología sobre la que existe un gran desconocimiento, es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad permanente en los adultos de los países occidentales. Como indica la doctora, en España es la primera causa de mortalidad en mujeres y la segunda en hombres.

Una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, enfermedad cerebrovascular que según datos de la SEN afecta cada año a 110.000-120.000 personas en España, mayoritariamente mujeres. En nuestro país al año se producen 36.000 muertes por ictus (el 30% de los afectados) y, representa la segunda causa de muerte, y la primera de incapacidad, ya que la mayoría de los pacientes sufre secuelas que en el 40% de los casos resultan inhabilitantes.

Algunos de los factores de riesgo con mayor incidencia son la  hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiacas, especialmente una arritmia como es la fibrilación auricular, dislipemia (elevación del colesterol), apnea del sueño, obesidad y hábitos de vida nocivos (tabaquismo, abuso de alcohol, sedentarismo y el estrés), añade la doctora Alonso de Leciñana.

Al respecto, destaca que el conocimiento de los síntomas es fundamental, entre los que ha señalado la pérdida de fuerza o sensibilidad en la mitad del cuerpo o la pérdida brusca de visión, junto con la pérdida del equilibrio o de la estabilidad, así como dolor de cabeza o alteración del lenguaje. Además, la doctora alerta que estos “ocurren de repente” y, por lo tanto, su reconocimiento es fundamental para la activación del ‘Código Ictus’ una vez que el paciente llama al 112.

Riego de tener ictus aumenta con edad, 75% afectan a personas mayores de 65 años
El riesgo de padecer un ictus aumenta con la edad y, es más probable en mujeres que en hombres, ya que ellas viven más que ellos, según indica un estudio del Grupo de Estudios de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN.

La incidencia del ictus se prevé que se agrave en los próximos años en España, y es que el envejecimiento de la población es un factor que influye sobremanera, ya que el 75% de los ictus afectan a personas mayores de 65 años. Para 2025 se estima que alrededor de 1.200.000 españoles habrán sobrevivido a un ictus, y de estos, unos 500.000 tendrán como secuela alguna discapacidad.

Estamos hablando de España, pero no se exagera al afirmar que el ictus es un problema sociosanitario de primera magnitud a nivel mundial, y de una gran importancia en Salud Pública, y es que acontece sobre todo en las edades avanzadas de la vida, por lo que afectará más a los países más envejecidos, siendo España, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de esas naciones más envejecidas del mundo, en unos 35 años. A nivel global, la OMS estima que teniendo en cuenta que en el año 2050, la población en el mundo mayor de 65 años representará el 46% del total, casi la mitad de la misma podría sufrir un ictus.

Para ayudar a este conocimiento, Freno al ICTUS, una asociación creada por Julio Agredano con el objetivo de realizar acciones que informen y fomenten un estilo de vida y unos hábitos saludables como única herramienta de prevención frente al ICTUS, ha creado ‘Espacio Ictus’, un “punto de encuentro” que como indica Agredano quien, con 39 años sufrió un ictus, su objetivo es buscar un efecto multiplicador para que se conozca la enfermedad desde los colegios y las empresas, pues, como destaca, “la conciencia es mayor si te lo cuenta alguien”.

Por ello, señal la doctora Alonso de Leciñana, que “no podemos tener un Día Mundial del Ictus y ya está”, -29 de octubre es el Día Mundial del Ictus- y es que es necesario que la enfermedad se conozca para “actuar deprisa” ya que de esta actuación “dependerá la evolución posterior”, concluye.

Qué hay que saber sobre el ictus

FUENTE: Freno al ICTUS

..Emilio Ramirez