Inicio ASP ¿Es viable la eConsulta en nuestros sistemas de salud?

¿Es viable la eConsulta en nuestros sistemas de salud?

Compartir

Cada día es más habitual que oigamos referencias a los conceptos de eConsulta, teleconsulta, medicina online, etc. Y es que la nueva sociedad en la que vivimos demanda cada día con más fuerza sistemas que permitan establecer comunicaciones entre profesionales sanitarios y pacientes más allá de las consultas presenciales clásicas y de los límites físicos de las organizaciones.

Hace pocos días La eSalud que queremos nos traía un estupendo artículo donde se ofrecía la visión de diferentes profesionales respecto a la posibilidad de implementar sistemas de consulta online. A partir de sus reflexiones analizamos si este tipo de consultas son posibles en nuestras organizaciones.

La tecnología existe y es viable
Lo primero que hay que tener claro es que la tecnología para implementar procesos de eConsulta existe, es estable, está altamente probada en otros sectores y es fácilmente exportable al mundo de la sanidad.

Sin recurrir a la tan conocida mensajería instantánea (Whatsapp y compañía) existen múltiples alternativas técnicas que permiten que cualquier profesional u organización pueda incorporar a sus sistemas servicios de comunicación entre profesionales y pacientes, bien desde Internet o incluso a través de apps o sistemas de movilidad. Cualquier sistema es válido en este caso, no es necesario limitarse a un solo canal de comunicaciones y pueden convivir unos con otros de forma completamente transparente.

Seguridad y Privacidad
Nunca debemos olvidar que implementar procesos de atención a distancia debe comportar siempre consideraciones muy importantes en todo lo relativo a seguridad y confidencialidad de la información. Salvaguardar la privacidad en la relación médico-paciente debe ser siempre la prioridad en este tipo de sistemas.

No obstante las medidas para proteger adecuadamente las conversaciones online entre profesionales y pacientes están ahí desde hace tiempo y ya casi forman parte de nuestro día a día. Transmisiones seguras, identificación mediante mecanismos digitales y otros aspectos técnicos similares permiten garantizar que nadie que no esté autorizado podrá acceder a nuestra información. Sólo hay que utilizarlos y utilizarlos bien.

Organización, organización, organización
Pero como en todos los casos, la tecnología es únicamente una parte de la ecuación para hacer de los sistemas de eConsulta algo viable en el los sistemas sanitarios. El otro punto fundamental es ajustar los procesos de las organizaciones para que den cabida a estos nuevos modelos de atención a los pacientes.

Y aquí es donde reside el gran problema de este tipo de procesos. Ajustar la interrelación entre médicos y pacientes, hacer convivir las consultas online con las presenciales, limitar o controlar las interacciones para evitar el abuso, determinar quién y quién no puede o está preparado para acceder a los servicios online … en resumen, es necesario integrar los nuevos modelos de consulta en la actividad habitual de los profesionales para no generar ineficiencias y no interferir con su actividad habitual.

Y no es algo sencillo de conseguir. El nivel de presión asistencial que sufren los profesionales es muy alto e integrar correctamente estos modelos será la clave para que todo funcione correctamente.

Implicar y convencer a los profesionales
La parte mas importante para la puesta en marcha de este tipo de servicios es obtener la colaboración y la implicación de los profesionales de salud. Salvar sus reticencias (en muchos casos justificadas) será uno de los grandes retos a los que se tendrán que enfrentar todos aquellos que traten de iniciar estos procesos de atención, como lo demuestran las dudas de los médicos de Cataluña ante la puesta en marcha de este tipo de servicios en su comunidad.

En alguna ocasión he escuchado que los incentivos vinculados a objetivos podría ser una solución para incorporar a los profesionales aunque como nos cuenta @manyez desde su blog hay muchos mitos al respecto de esta fórmula. Siempre será más efectivo sentarse con ellos, escucharlos, entenderlos y hacer todo lo posible para incorporar sus sugerencias a los sistemas. La fórmula de la colaboración siempre se ha demostrado más efectiva que ninguna otra.

Los pacientes están esperando
Lo que está claro es que los pacientes, en la nueva era de las comunicaciones en la que hemos entrado, demandan y valoran cada vez más este tipo de servicios. Y no sólo lo valoran sino que, en muchos casos, no entienden que aún no se hayan puesto en marcha.

Algunas organizaciones ya lo han comprendido y empiezan a poner en marcha este tipo de servicios (veíamos en un enlacen anterior el ejemplo de Cataluña aunque hay otras organizaciones, tanto públicas como privadas, que han abordado ya este tema) y es cuestión de tiempo que el resto se ponga manos a la obra para ofrecer a sus pacientes estos servicios.

Si tenemos que resumir la respuesta a la pregunta que hacíamos en el titulo del post la respuesta, utilizando el tópico, es Sí, se puede. Con toda seguridad y en los próximos años este tipo de servicios será común en todos nuestros sistemas de salud y organizaciones y únicamente debemos ser capaces de encontrar la mejor manera de llevarlos a cabo, conjugando las necesidades de pacientes y profesionales para implementar el mejor sistema posible.

¿Cual creéis que es el futuro de la eConsulta en nuestros sistemas de salud? ¿Es viable a corto plazo?
..Pedro Gonzalo. Hablando de eSalud