Inicio ASP La tecnología 3D es el futuro de las intervenciones de retina, pero...

La tecnología 3D es el futuro de las intervenciones de retina, pero no supera la calidad de imagen de los microscospios, según experto

Compartir

Aunque la tecnología 3D está abriéndose paso con fuerza en las intervenciones de retina, es indiscutible que hoy por hoy la calidad de imagen que ofrecen los microscopios es discretamente mejor y más natural que la de las pantallas de 4Ks con que opera el 3D”, y es que así lo puso de manifiesto el vicepresidente de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), el doctor José Arumí, también catedrático de oftalmología de la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro y socio fundador del Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona.

Esta afirmación “paradójica”, realizada en el marco del XXI Congreso de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), celebrado recientemente en Madrid, hay que leerla entrelíneas, y es que como reconoce el experto, “el problema de los microscopios es que han agotado su evolución, tienen 200 años de vida y han llegado a su techo”.

La realidad es que la tecnología 3D se está haciendo camino para relevar a los microscopios y todo apunta a que en un futuro los quirófanos estarán presididos por esta, pero no de momento; este fue uno de los temas tratados durante el XXI Congreso de la SERV y que contó con la participación de más de 900 expertos nacionales e internacionales para poner en común las novedades en esta área.

Otros de los temas tratados durante el Congreso han estado relacionados con cierto tipo de intervenciones que causan controversia entre los especialistas, como los daños colaterales en la cirugía de vitrectromía o el tratamiento de la ‘foseta colobomatosa’, una malformación congénita en el nervio óptico, que no se termina de cerrar y que puede provocar un desprendimiento de retina.

En este sentido, las intervenciones que pueden realizarse con diferentes técnicas, es decir, que suscitan cierto debate entre los especialistas, también fueron tratadas durante el Congreso. Una de ellas es la cirugía del agujero macular, práctica en la que en función del tamaño del agujero y de las características del paciente, los cirujanos optan por diferentes soluciones teniendo en cuenta la “creciente tasa de éxito que está teniendo la implantación de la membrana limitante interna en el interior del agujero para estimular la creación celular”, indica García Arumí.

En cuanto a las ‘moscas volantes’, otra de las cirugías a debatir, la solución quirúrgica pasa por la vitrectomía, técnica basada en extraer el humor vítreo con condensaciones y se sustituye por una solución salina fisiológica transparente, aunque solamente se aconseja en pacientes en los que las dificultades de visión son muy grandes o si se le hace psicológicamente insoportable.

Por otra parte, la hemorragia submacular hay que incluirla también de este tipo de cirugías, pues “estos casos son delicados porque si se elimina el coágulo de sangre de manera quirúrgica se corre el riesgo de arrastrar células fotoreceptoras, con un daño demasiado elevado para el paciente; así que la opción es disolverlo”, concluye el Dr. García Arumí.

2017, año de la retina en España
Este XXI Congreso de la SERV contó con la participación de la Fundación Retinaplus+ que, fue constituida en el año 2011 como Fundación asociada a la Sociedad Española de Retina y Vítreo dentro de su Plan Estratégico 2011-2014, denominado FuturSERV.

La Fundación Retinaplus+ ha sido la gran promotora de que este 2017 sea el año de la retina en España, una iniciativa que ha sido considerada por el Gobierno de España como de “excepcional interés público”.
..Redacción