No se pierda

En el Año de la Retina, los avances en el tratamiento de las patologías retinianas abren nuevas esperanzas a los pacientes

8 de marzo, 2017
cirugía vitreorretiniana

Más de 300 expertos de toda España han participado en el ya clásico Simposio Vítreo-Retina 2017, que Bausch + Lomb organiza anualmente como preámbulo del Congreso de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV). El Simposio ha servido para poner de relieve los importantes progresos que se han registrado en los últimos años en el manejo de importantes enfermedades de la retina, como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), el edema macular diabético o los desprendimientos de retina.

Los expertos reunidos en este foro han podido compartir impresiones sobre las tendencias actuales en el abordaje quirúrgico de las principales enfermedades de la retina, destacando especialmente los beneficios que aportan los recursos diagnósticos cada vez más precisos, las intervenciones más precoces, así como las cirugías más predecibles y que tienden a la mínima invasión y la menor aparición de complicaciones.

Para el coordinador de este Simposio, el Dr. Borja Corcóstegui, “ésta es una reunión imprescindible para el especialista en retina, ya que se abordan tanto aspectos médicos como quirúrgicos que son controvertidos y que se encuentran de plena actualidad”. Con todo, según destaca el fundador y director médico del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), “lo más importante es que se viene a aprender y, sobre todo, a aprender de los errores, de ahí que la discusión y la presentación de videos de casos clínicos cobre especial protagonismo”.

Aprender de los errores, compartir las dudas
Y es que uno de los rasgos más sobresalientes de este evento, como recalca el Dr. Corcóstegui, “es que se huye de lecciones magistrales, de conferencias teóricas, y se apuesta por la formación práctica, por la presentación de casos clínicos y por la discusión”. Como añade este experto, “se considera mucho más provechoso aprender de los errores y poner en común dudas que se nos plantean en la práctica clínica”, algo especialmente importante si se tiene en cuenta que “el gran reto de las enfermedades retinianas en nuestro país pasa por una mayor y mejor formación de los profesionales de la Oftalmología, que nos sirva para estar constantemente actualizados en los progresos que se producen en este ámbito”, reflexiona el Dr. Corcóstegui.

Siguiendo esta filosofía, el evento ha permitido conocer de primera mano situaciones especialmente complejas o comprometidas, orientando a los asistentes sobre la forma de actuación ante estos casos y debatiendo sobre las mejores soluciones a adoptar.

En concreto, se ha profundizado en aspectos tales como el diagnóstico por imagen en la DMAE, apuntándose las ventajas que ofrecen nuevos recursos como la angiografía-OCT, que permite visualizar con gran precisión los vasos sanguíneos en las diferentes capas específicas de la retina sin contraste, utilizando rayos de luz para obtener, en tan solo 3 segundos, imágenes tridimensionales del fondo de ojo. Todo ello facilita un análisis en detalle de las estructuras vasculares retinianas y sus posibles anomalías, como la presencia de neovasos en la DMAE o la acumulación de fluido en la retinopatía diabética.

También se han puesto en común dudas y soluciones respecto al abordaje del edema macular diabético, señalándose ventajas e inconvenientes de la terapia farmacológica en comparación con la cirugía. La retinopatía diabética con desprendimiento de retina traccional, las innovaciones y desafíos que existen en la cirugía de mácula y nuevas técnicas quirúrgicas para hacer frente al desprendimiento de retina han sido otros aspectos analizados.

Futuro esperanzador
Con todo, la mayor expectación en esta reunión se ha despertado con la presentación de una nueva tecnología de licuado hipersónico del vítreo, mostrándose los satisfactorios resultados logrados hasta el momento con un prototipo de vitreotomo que está desarrollando Bausch + Lomb y que espera comercializarse en un futuro próximo.

En opinión del Dr. Corcóstegui, “esta tecnología de licuado hipersónico del vítreo puede suponer una verdadera revolución a nivel quirúrgico”. Según detalla, “en estos momentos se opera con vitreotomos que son como de hélice, que se van moviendo muy rápido, cada día más, lo que permite cortar el vítreo; sin embargo, con esta nueva tecnología hipersónica es como si pasásemos a tener turbinas, que nos van a permitir licuar el vítreo, aspirarlo a mucha mayor velocidad, con mucha más seguridad y una enorme fineza”; sin duda, sentencia, “es el comienzo de una nueva era en la cirugía de retina”.

El perfil de personas que requieren cirugía vitreorretiniana es muy amplio, por lo que pueden beneficiarse de estos avances un extenso número y variedad de pacientes, desde niños con enfermedades retinianas congénitas, personas de cualquier edad que sufren desprendimiento de retina o pacientes de edad avanzada que son más proclives a presentar enfermedades como la DMAE o la retinopatía diabética. Sin duda, buenas noticias para este 2017 en el que se celebra el “Año de la Retina en España”.