No se pierda

En Valencia la denuncia de agresiones a médicos suben un 30% con respecto al año anterior

16 de marzo, 2017
Agresiones Valencia

El Colegio de Médicos de Valencia ha dado a conocer el informe de agresiones a médicos perteneciente a 2016 en la provincia de Valencia. Esta información ha sido publicada coincidiendo con la conmemoración del Día Nacional Contra las Agresiones a Personal Sanitario que se celebra cada año el 16 de marzo. El informe concluye que han aumentado un 30% las agresiones a médicos respecto al ejercicio 2015, consolidando así la tendencia de aumento en las cifras de los últimos años.

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia informa de que han aumentado los casos de agresiones en el ejercicio 2016, computándose un total de 18 casos, de los cuales siete corresponden a insultos y vejaciones graves, en cinco de los casos se registraron amenazas y seis comportaron lesiones físicas a los agredidos. En el año 2014 se registraron 10 casos de agresiones y desde ese momento, coincidiendo con la atribución del médico como autoridad pública en Ley Valenciana de Salud, se contabilizaron 12 agresiones en 2015 y 18 episodios violentos en el pasado año 2016 en la provincia de Valencia.

Respecto a las causas de las agresiones se ha observado principalmente la disconformidad con la atención médica, discrepancias en el diagnóstico y tratamiento ante la patología del paciente y los tiempos de espera. En el informe citado se observa la mayoría de las agresiones en el ejercicio público, computando 13 agresiones en centros públicos y cinco en consultas privadas. En cuanto a las consecuencias en 12 de los 18 casos se presentó denuncia por parte del agredido, y en cuatro casos hubo baja médica del profesional.

Asimismo, desde el ICOMV lamentan que hayan aumentado los casos de agresiones a médicos pese haberse reconocido como autoridad al personal sanitario en ejercicio de sus funciones en la Ley de Salud Valenciana promulgada en 2014. Esta legislación y el código penal califican la agresión al personal sanitario como atentado a la autoridad y lo tipifica como delito con penas que pueden llegar hasta los cuatro años de prisión para el agresor.

La corporación médica detalla que las cifras expuestas no representan la totalidad de agresiones que se producen en la provincia de Valencia, sino las que denuncian los facultativos en el Colegio de Médicos. Asimismo, consideran que se producen muchas más agresiones de las denunciadas. En este sentido, apuntan que el médico valenciano, por lo general, es pasivo a la hora de denunciar agresiones sufridas. Por ello, animan a todos los galenos a poner en conocimiento del Colegio cualquier tipo de agresión ya sea verbal, física y de carácter intimidatorio.

Del mismo modo, recuerdan a los facultativos valencianos que tienen a su total disposición los servicios jurídicos de la corporación para gestionarles las acciones judiciales y apoyarles ante cualquier agresión sufrida.

Por último, desde el Colegio de Médicos de Valencia instan a la administración a potenciar los controles de seguridad e incidir en la educación a la ciudadanía para tratar de revertir la tendencia en el aumento de las agresiones al personal sanitario.