No se pierda

¿Está moribunda la nota de prensa en sanidad?

21 de marzo, 2017
Nota de prensa

La nota de prensa ha sido, tradicionalmente, uno de los principales medios de las agencias de comunicación para dirigirse a públicos objetivos. En el sector sanitario la mayor parte de los lanzamientos de fármacos, campañas de concienciación, novedades corporativas… se comunicaban mediante notas de prensa y, si consideraban que tenía suficiente interés, también mediante ruedas de prensa. Sin embargo, desde hace unos años, directivos y ejecutivos de la comunicación, así como periodistas relevantes, han insistido en la obsolescencia de la nota de prensa y en su estado comatoso. ¿Tienen razón?

El presunto declive de la nota de prensa llegó con la era digital y, después, con la gran crisis económica mundial. La era de los Social Media alumbró una nueva forma de hacer comunicación. Y, como consecuencia de la crisis, las redacciones de muchos medios se redujeron, el número de agencias de comunicación con periodistas despedidos de medios en sus plantillas se multiplicó y, con ello, la competencia. Había que sorprender a los clientes con nuevos canales para diferenciarse de los rivales.

Fue entonces cuando empezaron a surgir las voces de profesionales rechazando el uso de la nota de prensa. En el sector salud, destacados dircoms de organizaciones sanitarias se significaron afirmando que ellos ya no la utilizaban porque no servía para nada. Igual relevantes periodistas, que afirmaban tirarlas a la papelera directamente.

Y, sólo hace unos días, pude comprobar cómo periodistas muy mediáticos las tachaban de propaganda y rechazaban completamente su utilidad. Ocurría en el reciente Congreso de Periodismo Digital, celebrado en Huesca.

No obstante, pese a todo, las organizaciones sanitarias, a día de hoy, siguen prefiriendo comunicar sus principales novedades mediante notas de prensa. ¿Por qué? Las alternativas que algunos gurús llevan reivindicando desde hace años no están al alcance de todos: por una parte, grandes campañas de comunicación con estrategias en múltiples redes sociales prolongadas en el tiempo, que algunas organizaciones no pueden asumir por su coste; por otro, la personalización de la comunicación, es decir, ofrecer temas para reportajes a periodistas de forma individual. En realidad, en el panorama actual, gran parte de los medios no tienen ni recursos ni tiempo para atender estas ofertas individuales de reportajes e, incluso, algunos periodistas las odian porque consideran que son formas de intentar presionarles y mediatizar su trabajo.

De las notas de prensa se ha abusado, y mucho, en el pasado. Se ha abusado de notas sin interés y propagandísticas y ello ha influido en su descrédito. Pero continúan siendo una herramienta eficaz si se usan bien y adaptadas a los tiempos actuales: incluyendo recursos visuales, realizando diferentes versiones a los públicos objetivos, comunicando mediante este medio lo imprescindible, sabiendo a quién nos dirigimos y convirtiéndola sólo en un elemento de comunicación de una estrategia mucho más amplia en la que, por supuesto, deben estar presentes las redes sociales.

No enterremos las notas de prensa y sospechemos de los periodistas mediáticos que abominan de ellas en su conjunto: en realidad, lo que se esconde es una superioridad moral y un claro desprecio por la labor de las agencias de comunicación.
..Ricardo A. Mariscal López. COMSalud