Inicio Sin categoría El médico paga cuando la aseguradora no quiere hacerlo

El médico paga cuando la aseguradora no quiere hacerlo

Compartir

La inhabilitación del médico es probablemente la peor de las condenas, que además suele ir acompañada de una “fuerte” multa económica. Cuando el proceso se realiza por la vía penal lo más sensato es no llegar hasta el juicio, en estos casos las aseguradoras y sus servicios jurídicos abren un proceso de diálogo para sustituir la inhabilitación por una cantidad económica que resarza al demandante.

Para la compañía aseguradora solo es una partida económica que tiene reasegurada, mientras que para el médico es el desastre más absoluto porque junto a la inhabilitación suele llegar la pérdida de toda reputación, y si es el administrador de una clínica el cierre de la misma durante el tiempo de la inhabilitación.

El caso del traumatólogo de Vigo, AMA Seguros y la acusación de negligencia
El caso del médico de Vigo condenado a 4 años de inhabilitación y una multa de 2,1 millones es una muestra del resultado de la filosofía de trabajo de ciertas compañías, AMA Seguros y Mapfre en este caso, que prefieren agotar las vías judiciales, defendiendo sus cuentas anuales antes que al médico, su patrimonio y su futuro.

La condena al traumatólogo ha llegado tras 2 años se proceso y ha concluido con la condena por parte del juez al pago de las dos aseguradoras “hasta el límite de sus respectivas pólizas“, como responsable civil subsidiario tendrá que responder el centro médico (que ha tenido que acogerse a preconcurso de acreedores). Las costas, incluidas las de la acusación particular, se le imponen al médico condenado, así como la inhabilitación profesional.

¿Para qué sirve un seguro de Responsabilidad Civil?
Ningún profesional está libre de cometer errores o imprudencias en su actividad profesional, por eso, el seguro de Responsabilidad Civil que contrata cada médico tiene como objetivo su protección patrimonial y la de su familia. Si el seguro no logra evitar la inhabilitación ni la “condena” pública, no cumple su función.

La aparición de nuevas compañías con el modelo de “primas a la baja” tienen consecuencias como esta. Las malas compañías prefieren reducir coberturas para rebajar las primas, los precios, y quien pierde es el médico.