Inicio ASP Solti destaca la importancia de la investigación para retrsasar la quimioterapia en...

Solti destaca la importancia de la investigación para retrsasar la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama avanzado luminal

Compartir

El cáncer de mama luminal con receptores de estrógenos positivos es el subtipo de cáncer de mama más frecuente en España. Precisamente, este diagnóstico ha centrado la reunión regional que el grupo de investigación en cáncer de mama SOLTI ha celebrado en Valencia.

Bajo el título Actualización del tratamiento del cáncer de mama avanzado luminal: de la práctica clínica a los nuevos fármacos, el encuentro ha estado coordinado por el Dr. Joaquín Gavilá, oncólogo del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), y ha permitido dar a conocer los últimos avances en investigación en torno al diagnóstico y tratamiento de este tipo de cáncer.

En la Comunidad Valenciana se diagnostican cada año 2.600 casos de cáncer de mama, de los que el 60-65% son tumores con receptores hormonales positivos (también conocidos como luminales). Habitualmente, el tratamiento estándar para este tipo de tumor es una terapia hormonal administrada durante cinco años y que ha demostrado ser eficaz. Sin embargo, al cabo de cierto tiempo, un porcentaje importante de pacientes desarrolla resistencias y deja de responder a la medicación hormonal.

Como se ha puesto de manifiesto en el encuentro, en los últimos años se han producido avances importantes con la llegada de nuevos fármacos que han mejorado el manejo de la enfermedad y han permitido retrasar la utilización de quimioterapia.

En este sentido, en la reunión de Valencia se han dado a conocer los avances en el desarrollo de nuevos fármacos para este subgrupo de cáncer de mama, como es la reciente aparición de los inhibidores de ciclo celular (aprobados por la EMA a finales del año pasado). A la vez, se han planteado nuevas combinaciones con otras terapias sin olvidar la importancia de la monitorización de la enfermedad, destacando el papel de las técnicas no invasivas.

La revolución producida con los nuevos tratamientos en este subtipo hormonal ha sido una de las mejores noticias que hemos tenido en los últimos años”, explica elDr. Gavilá, que señala precisamente que el objetivo de esta reunión es “explorar la situación actual del cáncer de mama con receptores hormonales positivos y los futuros agentes terapéuticos que van llegar en los próximos meses y que ofrecen resultados superiores a la quimioterapia al tiempo que permiten retrasar en el tiempo su uso, con todo lo que esto implica para nuestras pacientes”.

Retrasar la quimioterapia
A día de hoy se está investigando con dos grupos de nuevos fármacos que quieren dar solución a la aparición de resistencias a la terapia hormonal estándar para estas mujeres y dilatar la administración de quimioterapia lo máximo posible.

En un primer grupo, se encuentran los inhibidores de ciclo celular, los llamados -ciclibs recientemente aprobados por la agencia estadounidense del medicamento (FDA por sus siglas en inglés) gracias a los buenos resultados demostrado en ensayos clínicos internacionales. En la práctica clínica, como han recordado los especialistas en la reunión de SOLTI, estos fármacos se pueden administrar en combinación con terapia hormonal con buenos resultados.

En el segundo grupo se encuentran los fármacos con actividad sobre la vía de PI3K, que abren la puerta a posibles combinaciones con el tratamiento hormonal y que potencialmente tendrán también un papel en este escenario de la patología.

Como explica el Dr. Gavilá, el encuentro ha servido para abordar la importancia de personalizar las secuencias de tratamiento para cada paciente porque, como explica, “la secuencia óptima no existe, cada paciente recibirá una secuencia específica en función de una serie de variables. Lo importante e ideal para nuestras pacientes es que todos los agentes disponibles como los inhibidores de la aromatasa, fulvestrant y everolimus puedan ser empleados. En breve podremos utilizar en España los inhibidores de ciclinas en combinación con hormonoterapia que han permitido duplicar el tiempo de progresión de la enfermedad frente a hormonoterapia exclusiva con una toxicidad más que aceptable”, concluye.

La importancia de la adherencia al tratamiento
Estas pacientes con enfermedad luminal reciben terapia endocrina —el estándar— durante al menos 5 años. Sin embargo, hay mujeres que abandonan el tratamiento antes de lo recomendado o no lo toman por los efectos adversos que les produce, por lo que han de estar en seguimiento constantemente. En el contexto de la enfermedad avanzada los oncólogos buscan siempre la opción de tratamiento más eficaz y segura posible, con los mínimos efectos secundarios para las pacientes.

Otra de las cuestiones que se ha abordado en la reunión de SOLTI celebrada en Valencia es la importancia de descubrir marcadores moleculares que permitan evaluar mejor y con más precisión la respuesta que está teniendo el tumor de mama a los tratamientos y también identificar a las pacientes que más puedan beneficiarse de estas terapias. Precisamente, la investigación traslacional para la identificación de biomarcadores es uno de los objetivos en los estudios LORELEI o CORALLEEN, en los que SOLTI participa o es promotor, respectivamente.