No se pierda

“La barrera económica y presupuestaria” es el hándicap más importante para “desarrollar adecuadamente la Atención Primaria”

6 de abril, 2017
AtencionDomiciliaria

Potenciar la Atención Domiciliaria Multidisciplinar, así se llama la línea estratégica que, coordinada por Carlos Peña Laguna, director de Enfermería del Área de Salud IX del Servicio Murciano de Salud, forma parte de las 12 áreas estratégicas que la Fundación Economía y Salud, con una metodología basada en el consenso de 140 expertos, tienen como objetivo la mejora de la calidad, formación, procesos y eficiencia del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En esta línea estratégica, todos los expertos coinciden en que en la actualidad “ya existen disponibles modelos, en su ámbito habitual, que permitirían transformar la asistencia hacia modelos más centrados en la persona, en función de su complejidad, para que el individuo estuviera en su medio la mayor parte del tiempo posible”, sin embargo, “a juicio de los expertos, no existe todavía una adecuada coordinación entre recursos y niveles asistenciales”, y es que “se identifican barreras respecto a la separación que existe en la gestión de los recursos sanitarios y los sociales, la legislación que los regula y su presupuesto”.

Partiendo del hecho de que la cronicidad, a día de hoy, “no se está abordando de una manera integral y con criterios de equidad entre Comunidades” y, que el “modelo clásico, de paciente agudo hospitalizado, todavía predomina en la planificación de los recursos sanitarios”, los expertos coinciden en que se debe “potenciar la Atención Primaria (AP) como eje fundamental de un sistema que debe girar en torno al ciudadano”.

En esta línea estratégica se aportaron una serie de datos que sin duda, para Potenciar la Atención Domiciliaria Multidisciplinar, va a suponer una tarea ardua, y es que hay que contar con el factor, o mejor dicho, con la transformación demográfica que nuestro país está viviendo; así, las previsiones del Instituto Nacional de Estadística para el año 2020 indican que en España se superarán los nueve millones de personas con más de 65 años (19% de la población) y, según estimaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en el año 2050, los mayores de 65 años representarán el 30% de la población. Este envejecimiento de la población no vendrá solo, y es que “estará acompañado de un aumento de enfermedades crónicas” que tendrán un impacto más que “considerable en el modelo de prestación sanitaria actual”.

Principal barrera: cómo está diseñado el sistema en sí mismo

Sin obviar que la principal barrera “surge en cómo está diseñado el sistema en sí mismo, vertebrado en el hospital en lugar de la AP, con una alta capacidad diagnóstica sin contemplar la reorientación de los recursos hacia el ciudadano”, los expertos de esta línea estratégica consideran que actualmente es “la barrera económica y presupuestaria” el hándicap más importante para “desarrollar adecuadamente la AP”.

De esta forma, tras la fase de consenso llevada a cabo por todos los expertos que participaron en esta línea estratégica y que fueron los siguientes:

  • Angélica Miguelez Chamorro. Subdirectora de Atención a la Cronicidad, Coordinación Sociosanitaria, S.Mental y Enfermedades poco frecuentes. S.Salud Islas Baleares.
  • Carmen Ferrer Arnedo. Coordinadora de la Estrategia de Cronicidad del Ministerio de Sanidad
  • Enrique Pérez Baos. Vocal junta directiva de NUGESAN.
  • Francisco Server Ausina. Director médico de Zona de Contingencias Profesionales de Ibermutuamur.
  • Guadalupe Pajares Escarabajal. Vicepresidenta de NUGESAN.
  • José David Zafrilla. Adjunto a Gerencia del Hospital Torrevieja.
  • José Félix Quintero. Jefe de Sección Inspección de SS.SS. en Agencia Valenciana de Salud.
  • Juan José García Ferrer. Ex Director General Sociosanitario de Castilla-La Mancha.
  • Manuel González Suarez. Gerente del Hospital San Juan de Dios de Córdoba.
  • Nieves Lafuente Robles. Directora del Plan Integral de Cuidados de Andalucia.Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.
  • Pilar Regato Pajares. Subdirectora de Atención Primaria del Área 8. SERMAS Vocal SEMFYC.
  • Juan V. Quintana Cerezal Médico de Familia. Responsable de Desarrollo Profesional y Docencia SEMFyC.

Estas fueron las 13 medidas identificadas por los expertos:

  1. Definir una cartera de servicios común, con un mapa geográfico social y sanitario idéntico e integrando en ella la atención domiciliaria.
  2. Invertir en procesos que mejoren el nivel de ambulatorización y las rutas asistenciales como estrategias a potenciar.
  3. Integración efectiva de estructuras, eliminando barreras y duplicidades entre la atención especializada, la atención primaria y los recursos sociales,
  4. Atención Primaria debe liderar el proceso de ambulatorización y atención domiciliaria integrando en ella todos los recursos disponibles para garantizar una adecuada asistencia y establecer la mejor atención según nivel de complejidad.
  5. Integrar bajo una única estructura organizativa los recursos de atención a domicilio que actualmente se encuentran en Atención Especializada, ámbito social, cuidadores y Atención Primaria para que los resultados sean sostenibles y coordinados, eliminando ineficiencias y barreras.
  6. Potenciar Enfermería como figura estratégica en este nuevo cambio de paradigma asistencial estableciéndose nuevos roles y rediseñando competencias.
  7. Implementar las especialidades de Enfermería.
  8. Potenciar la enfermera de práctica avanzada en gestión de casos.
  9. Establecer un nuevo modelo de convenio/contrato público que unifique y permita centralizar compras aplicando criterios de gran escala de tal manera que puedan beneficiarse sanidad, servicios sociales y los ciudadanos en general bajo un único paraguas.
  10. Establecer un cambio de rol en la consulta de Atención Primaria hacia la proactividad en lugar de la demanda. Identificar personas con riesgo de enfermar y optimizar la atención estableciendo una priorización de las necesidades de las que ya presentan enfermedad crónica (estratificación poblacional).
  11. Rediseño de agendas de atención primaria para incluir la atención domiciliaria como herramienta dentro de la estrategia de la atención a la cronicidad, como eje fundamental que permita anticipar riesgos y mejorar en salud.
  12. Potenciar la promoción y prevención en atención primaria, con programas específicos liderados por enfermería.
  13. Realizar intervenciones educativas y formativas en los profesionales para conseguir una adecuada sensibilización, formación y liderazgo clínico ante las nuevas necesidades de salud de la población relacionadas con la cronicidad, los cuidados, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.