Inicio ASP En España solo el 28% de los pacientes con depresión mayor sigue...

En España solo el 28% de los pacientes con depresión mayor sigue correctamente su tratamiento prescrito

Compartir

Alrededor de 2,4 millones de personas están diagnosticadas en España de depresión mayor pero, de éstas, se calcula que solamente el 28% sigue correctamente el tratamiento prescrito por su médico, y es que así se desprende de los datos del Plan de Adherencia al Tratamiento impulsado por Farmaindustria.

La baja adherencia al tratamiento se traduce en una mayor tasa de recaídas, lo que trae consigo consecuencias tanto en la calidad de vida para el paciente a nivel sanitario, como familiar y social, además de dar lugar a un importante gasto sanitario directo.

Este plan realizado por distintas sociedades científicas médicas, farmacéuticas y de enfermería estimaba que elevar un punto porcentual la tasa de adherencia a los tratamientos se traduciría de forma inmediata en 2.572 recaídas menos y, sí se aumentaba en 10 puntos esta tasa, pasando de una adherencia del 28 al 38%, permitiría evitar 25.700 recaídas. Así, con la totalidad de los pacientes siguiendo el tratamiento, el gasto sanitario directo evitable ascendería a un importe cercano a los 100 millones de euros.

El desarrollo de intervenciones encaminadas a favorecer el cumplimiento de los pacientes con depresión mayor resultaría en una mejora importante, tanto en términos de gestión de la enfermedad como en gastos evitados y, por lo tanto, sobre la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud”, afirman los autores.

Sí el año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedicó el Día Mundial de la Salud que, se celebra cada 7 de abril a la diabetes, mañana, tal y como recuerda la patronal de la industria farmacéutica en España, está dedicado a la depresión bajo el lema “Depresión, hablemos de ello”.

Convertida en la mayor causa de mala salud y de discapacidad en el mundo con 322 millones de personas afectadas, la depresión supone un costo para la economía mundial de 1 billón de dólares anuales, calculados en función de los gastos sanitarios que genera, la pérdida de productividad por el ausentismo laboral, y de potencial cuando los afectados son niños o jóvenes.
..Redacción