No se pierda

Dr. Carlos Mingo: “Es una necesidad obligada el compartir, debatir y reflexionar las experiencias en seguridad del paciente”

17 de abril, 2017
DrCarlos Mingo

El Dr. Carlos Mingo es gerente del Hospital Infanta Cristina de Parla y alma mater de las I Jornadas Interhospitalarias de Seguridad del Pacienteque se celebran el próximo 26 de abril en el Hospital Universitario Infanta Leonor de Vallecas. La expectación que se está generando en torno a la seguridad del paciente es creciente, por eso ha atendido a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad y explicar el valor de estar Jornadas divididas en 3 mesas en torno a la seguridad del paciente en el ámbito de la gestión hospitalaria en otros entornos y desde la perspectiva del paciente.

¿Qué se entiende por “riesgos para la seguridad del paciente”?, ¿es una cuestión física, farmacológica, de práctica clínica?
Podemos entender que en Seguridad del Paciente los riesgos son la probabilidad de tener un resultado o un evento adverso muchas veces no esperado con una prestación de salud.

La seguridad del paciente consiste en poder establecer la ausencia de daño evitable a un paciente durante el proceso de atención sanitaria (Organización Mundial de la Salud 2009) e incluye actuaciones orientadas a eliminar, reducir y mitigar los resultados adversos evitables (en definitiva los posibles riesgos para la seguridad del paciente), generados como consecuencia de la atención sanitaria, además de promocionar aquellas prácticas que han resultado más seguras.

Bajo este concepto, la seguridad del paciente tiene una acepción que abarca todo el proceso sanitario entorno a la persona, incluyendo no sólo los procedimientos diagnósticos y terapéuticos, sino incluso los correspondientes a la correcta identificación de los pacientes, el adecuado uso de las tecnologías de la información, etc.

¿Por qué cada vez tiene más importancia la seguridad del paciente?
Las organizaciones sanitarias en los diferentes niveles asistenciales -hospitalaria, atención primaria y atención de urgencias- están sometidos a grandes retos como consecuencia de la creciente actividad asistencial y la progresiva complejidad y especialización de los procesos y técnicas empleadas que conlleva un incremento de los riesgos asociados a los procesos de atención sanitaria. Es esta conciencia y su interiorización en el seno de todas las organizaciones sanitarias la que propicia la importancia de la seguridad del paciente.

De esta manera se sienta las bases para considerar la Seguridad del Paciente una dimensión clave de la Calidad Asistencial porque mejorar la seguridad del paciente supone incrementar la calidad asistencial en todas sus dimensiones; pues a través de la seguridad durante todo el proceso asistencial podemos conseguir garantizar que las necesidades de salud de nuestros pacientes sean satisfechas en las mejores condiciones posibles, sin verse complicadas por eventos adversos ocurridos durante el proceso de atención.

¿Se puede aprender y compartir lo que hacen unos hospitales y otros en materia de riesgos para la seguridad del paciente?
Conseguir una atención sanitaria segura y de calidad se logra identificando y generalizando las buenas prácticas que minimizan los eventos adversos.

Además creemos que es una necesidad obligada el compartir, debatir y reflexionar las experiencias en seguridad del paciente, pero además debemos debatir para identificar nuevas oportunidades y retos a partir de las experiencias de los diferentes agentes que están implicados en la seguridad del paciente. Es por este objetivo por el que los Hospitales Universitarios Infanta Cristina, Infanta Leonor, Infanta Sofía y de Fuenlabrada han desarrollado las jornadas de seguridad que se celebrarán el día 26 de abril.

Consciente de esta importante necesidad, la Estrategia de Seguridad del Paciente 2015-2020 del Servicio Madrileño de Salud recoge a través de la línea estratégica 5 la difusión del conocimiento científico, teniendo entre sus máximas que esté accesible en el punto de máximo beneficio para el paciente, y esto se consigue entre otras formas mediante foros de intercambios entre centros sanitarios de los tres niveles asistenciales: Atención Primaria, Atención Hospitalaria y Urgencias.

¿La seguridad del paciente es una cuestión del hospital o del profesional?
Todos los posibles efectos adversos que se pueden dar en un centro sanitario, tanto centro hospitalario como en un centro de salud, se puede hacer frente mediante la Gestión de Riesgos. Porque de esta manera se tiene conciencia de que pueden ocurrir en nuestro día a día de la asistencia sanitaria eventos adversos y así podemos hacernos cargo de ellos, pues un gran porcentaje de ellos son evitables.

No se puede entender la seguridad del paciente como una cuestión que afecta a un único ámbito, pues ante la seguridad del paciente debemos considerar los factores individuales, los factores relacionados con la tarea, con la comunicación, con la formación, con los recursos y equipamiento; con las condiciones de trabajo, con la propia organización y también con el paciente.

¿Qué se puede hacer desde la gerencia de un hospital?
El papel de las gerencias debe ser el de facilitar el desarrollo de los factores de éxito para conseguir que la seguridad del paciente sea una dimensión clave de la calidad asistencial en el seno del centro sanitario, y conseguir que la seguridad sea una tarea normalizada en la cultura del hospital.

Esto se puede conseguir apoyando de manera decidida la cultura de seguridad en la propia organización sanitaria mediante una estructura que implique no sólo a la Dirección, sino también a los distintos servicios y unidades, junto a un modelo de gestión que desarrolle la mejora continua en el seguridad de los procesos asistenciales, además de contribuir a difundir las mejores prácticas en seguridad y reconocer los objetivos alcanzados.

¿Habría que contar con los pacientes para evaluar la seguridad del paciente?
El papel que tiene los pacientes en el Sistema Sanitario Madrileño tiene una clara representación en el Plan de Humanización de la Consejeria de Sanidad, el cual recoge dentro de los compromisos el apartado correspondiente a cuidar la vida, la salud y la autonomía que da validez al considerar la seguridad del paciente como uno de los elementos que contribuyen a lograr dicho compromiso; adema, la seguridad en la atención sanitaria es un aspecto que tiene una gran importancia y valor para los pacientes y sus familiares porque no hay nadie más interesado en su seguridad que los propios pacientes.

Por ello su incorporación y participación, tanto de manera individual como colectiva, con los profesionales en todo lo que tiene que ver con sus problemas de salud es una garantía de avanzar hacia un sistema de atención sanitaria más segura. La participación activa y responsable de los ciudadanos es, además, una garantía de transparencia en la gestión de la asistencia sanitaria pública.

Debido a su importancia, la Estrategia de Seguridad del Paciente 2015 – 2020 del Servicio Madrileño de Salud dedica la línea estratégica 4 a la implicación de los pacientes, familiares y personas cuidadoras, que aborda tanto la mejora de la información y formación de los pacientes y la promoción de la participación activa del paciente en la seguridad del proceso asistencial entre otras actuaciones.
..Redacción