No se pierda

JJ Zaplana : Los modelos de concesionalidad “pueden y deben convivir, y tiene que haber controles para mejorar el sistema”

12 de abril, 2017
Zaplana PP Valencia

El coordinador de Política Social del Grupo Parlamentario Popular en Las Cortes Valencianas, José Juan Zaplana, ha afirmado que el informe realizado por el Síndic de Comptes el diputado popular ha recordado que en el primer pleno del Consell, celebrado el 1 de julio de 2015, “se fijó el compromiso de realizar auditorías de las cinco áreas consorciadas de áreas, un acuerdo que también se aprobó en Les Corts en noviembre de 2015. En el Parlamento Valenciano se aprobó, asimismo, la creación de una comisión de seguimiento de esas auditorías, compuesta por representantes técnicos y sociales”. “Sin embargoha continuado José Juan Zaplana- en respuesta parlamentaria a la solicitud de todas esas auditorías, el pasado mes de marzo, el Consell respondió que solo se ha realizado una auditoría, la del Síndic de Comptes sobre Manises, y otra provisional de la intervención general”.

Estamos ante otro compromiso fallido del Botànic, que nuevamente no hace aquello sobre lo que dio su palabra, ya que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, dijo que se harían las auditorías de todas las áreas”, ha manifestado el diputado. “Montón no ha hecho lo que decía que estaba haciendo, nos ha mentido a todos y nos preguntamos si el cese de la Directora General de la Alta Inspección el pasado día 10 tiene relación con la no realización de estas auditorías”, ha añadido.

José Juan Zaplana ha subrayado algunos datos de la auditoría de Manises, la única realizada hasta la fecha. “El informe provisional daba un 21% de ahorro a la gestión del modelo concertado. Montón dijo que presentaría alegaciones al respecto y lo mejor es que después de esas alegaciones el resultado señala que el ahorro es del 25%”, ha indicado.

La auditoría operativa de 2009-2015 sobre Manises señala que hay un ahorro anual de 42,5 millones de euros, de los que el 25% son de ahorro sanitario con relación a otros hospitales con las mismas características”, ha manifestado el coordinador de Política Social. “El informe señala que en Manises hay 67 especialidades frente a las 48 de otros hospitales comarcales, hay una mayor dotación tecnológica, de 29 euros por habitante, frente a los 15 de los comarcales, hay unos cumplimientos objetivos del 67% frente al 56% de los comarcales, hay un mayor índice de satisfacción (85% frente al 81%) y un 99% de cumplimiento de inversiones”.

Es por tanto un modelo que según el informe del Síndic de Comptes aprueba con nota, mientras que deja como suspendidas las políticas de Montón y el Botànic”, ha explicado José Juan Zaplana. “Da la sensación de que Montón quiere acabar con el modelo concertado porque saca a relucir las carencias de su gestión, su incapacidad, sus chapuzas y enchufes”, ha indicado. “Montón quiere acabar con el modelo auditado, que tiene un resultado apoyado por los trabajadores, pacientes, usuarios y profesionales de la sanidad, que hacen que este modelo tenga los resultados que ha puesto de manifiesto el Síndic a pesar de la consellera”, ha señalado.

José Juan Zaplana ha manifestado que el modelo Alzira es un modelo público, universal y gratuito que puede y debe convivir como un modelo útil y sostenible según se desprende del informe del Síndic, y tiene que haber controles para mejorar todo el sistema. “El modelo concesional en sanidad es un modelo que garantiza la libertad, la igualdad, la gratuidad, la universalidad y el sostenimiento público del sistema valenciano de salud con garantías de eficiencia, eficacia e igualdad para el acceso de todos los ciudadanos con garantías a la sanidad pública, universal y gratuita. No se entiende que Montón quiera desmontar algo que funciona bien. No es un modelo privado sino público. Es gratuito universal y de calidad. La administración establece una manera de gestionar los recursos. Montón hace demagogia porque, al mismo tiempo, mantiene un modelo de colaboración público-privada en determinados contratos como la hemodiálisis, ambulancias o catering que han salido en el último mes. El problema es el sectarismo y priorizar el elemento ideológico sobre la lógica del sistema. Eso es lo que ha demostrado el Sindic de Comptes”.

También se ha referido a la situación sanitaria en Alzira. “En Alzira el problema es la falta de planificación y la improvisación porque ahora piden información de la que antes no disponían. No hay una hoja de ruta seria. Alguien no está haciendo su trabajo. Restan los derechos de los trabajadores y la consellera no da la cara ante los trabajadores. No escuchan a las personas”.