Inicio ASP Tecnoestrés, tecnofobia, tecnofatiga y tecnoadicción, nuevos “riesgos psicosociales” para la salud de...

Tecnoestrés, tecnofobia, tecnofatiga y tecnoadicción, nuevos “riesgos psicosociales” para la salud de los trabajadores

Compartir

Un informe sobre la influencia que las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) ejerce en la salud de los trabajadores advierte de que el tecnoestrés, la tecnofobia, la tecnofatiga y la tecnoadicción son los nuevos “riesgos psicosociales” a los que se enfrenta este colectivo. Y es que así se desprende de un trabajo de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

En concreto, la investigación, elaborada por Pedro R. Gil-Monte, doctor en Psicología por la Universidad de La Laguna y profesor colaborador del Grado de Psicología de la VIU, explica que “el tecnoestrés es un problema de adaptación debido a la falta de habilidad de un individuo para manejar las nuevas tecnologías de la información de una manera saludable”. Esto, prosigue, “puede tener efectos negativos directos o indirectos sobre las actitudes, los pensamientos y las conductas del trabajador”, así como “ocasionar alteraciones y disfunciones en cualquier sistema fisiológico del individuo”.

Igualmente, este experto precisa que “existen diferentes tipos o formas de tecnoestrés”, destacando entre ellas “la tecnofobia o la tecnoansiedad”, es decir, “la aparición de ansiedad y malestar en el trabajador cuando tiene que utilizar alguna TIC para el desarrollo de su trabajo”.

Entre estas variedades apunta también la “tecnofatiga, cansancio y fatiga psicológica o cognitiva por la exposición continua a la tecnología informática” y “la tecnoadicción” que, sería la “necesidad incontrolable de utilizar las TIC, que lleva a comportamientos obsesivo-compulsivos”.

Estos “riesgos psicosociales”, como resalta Gil-Monte, ponen de manifiesto que “hay que ser consciente de los inconvenientes de las TIC, en especial, aquellos que se derivan de los nuevos riesgos psicosociales que introducen y sus consecuencias para la salud de los trabajadores”. Por ello, insiste en la necesidad de tener en cuenta “esta consideración […] en la elaboración de la normativa que regula su uso y en las obligaciones y derechos de los trabajadores, así como para fomentar aspectos positivos como son la flexibilidad de los horarios y la conciliación trabajo-familia”.
..Redacción