Inicio ASP El ‘real world data’ permite distinguir entre los medicamentos que más aporten...

El ‘real world data’ permite distinguir entre los medicamentos que más aporten al paciente, facilitar su uso y conseguir los mejores resultados en salud

Compartir

El ‘real world data’ son aquellos datos de pacientes tratados en la clínica habitual que pueden representar a toda la sociedad. Su aplicación permite distinguir entre los fármacos que más aportan al paciente, facilitar su uso y conseguir los mejores resultados en salud, gracias a la monitorización de estos últimos, y es que así lo explica el presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), Miguel Ángel Calleja.

Esto permite que se alcance un mejor beneficio en salud para el paciente en la práctica clínica y se pueda garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, tal y como se recoge en ‘El paciente, la innovación farmacéutica y la aplicación de los esquemas de pago por resultados’, libro que fue presentado este martes en la Real Academia de Medicina de Sevilla.

En este libro se han recogido además las principales conclusiones del IV Encuentro sobre Gestión en Farmacia Hospitalaria para Directivos que, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la biofarmacéutica UCB, se celebró durante el verano de 2016 en torno al ‘real world data’ y a los acuerdos de riesgo compartido o esquemas de pago por resultados.

Tener datos reales de utilización de los medicamentos en la práctica clínica habitual es fundamental para poder hacer una buena monitorización de resultados y de esta manera gestionar la incertidumbre de resultados clínicos o económicos en el ámbito del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En este contexto, los acuerdos de riesgo compartido o esquemas de pago por resultados constituyen una herramienta de pago/incentivación que, a partir de la recogida de datos de la práctica clínica real, permite minimizar la incertidumbre y maximizar la eficiencia de la gestión y los resultados en salud. Al respecto, de las Comunidades Autónomas que más experiencia tienen en este tipo de pactos entre Administración, hospitales y laboratorios son Cataluña y País Vasco.

Los Acuerdos de Riesgo Compartido son muy positivos ya que permiten el acceso de los pacientes a los medicamentos innovadores permitiendo una adecuada compensación del esfuerzo innovador y garantizando la sostenibilidad del sistema de salud”, destaca el director de Farmacia del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, Jon Iñaki Betolaza quien, personalmente “aboga por un modelo más cooperativo entre los distintos agentes que participamos en la cadena de valor del medicamento con el objetivo de mejorar el estado de salud de nuestra población”.

Por su parte, el director de Farmacia y del Medicamento del Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC), Antoni Gilabert, a tenor de su experiencia en los últimos años “ha demostrado que el enfoque de la política del medicamento y de la prestación farmacéutica sobre los resultados en salud ha permitido desarrollar buenos y potentes mecanismos de registro de tratamientos que a la vez nos han permitido monitorizar los resultados en salud, compararlos y hacer ‘benchmarking’ para adoptar las mejores prácticas”, como también, concluye el “desarrollar un sistema de pago e incentivación basado no simplemente en el producto y la actividad sino en los resultados de salud conseguidos”.

..Redacción
..Foto: UCB Iberia