No se pierda

Científicos británicos descubren dos fármacos que podrían frenar enfermedades neurodegenerativas

21 de abril, 2017
Enfermedades neurodegenerativas

Un grupo de científicos británicos cree haber descubierto dos medicamentos que podrían frenar todas las enfermedades neurodegenerativas, incluida la demencia, según informó esta semana la cadena británica BBC.

En concreto, en el año 2013, un equipo del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido consiguió parar la muerte de neuronas en un animal por primera vez, un logro que dio “la vuelta al mundo”. Por aquel entonces el compuesto utilizado no era apto para humanos porque provocaba daños en los órganos, pero ahora los investigadores han hallado dos nuevos medicamentos que, en el cerebro tendrían el mismo efecto y, que ya han sido probados con éxito en humanos.

La profesora de la unidad de toxicología del Consejo de Investigación Médica en Leicester, Giovanna Mallucci, no oculta la relevancia del hallazgo, ya que como ella considera es “realmente emocionante”.

Conocer la eficacia de los medicamentos en dos o tres años
Mallucci adelanta que quieren comenzar pronto los ensayos clínicos en enfermos de demencia para así conocer definitivamente la eficacia de los medicamentos “en dos o tres años”. Estos nuevos fármacos están basados en los mecanismos de defensa naturales que tienen las neuronas.

Cuando un virus se “adueña” de una célula del cerebro se comienzan a acumular proteínas víricas, algo a lo que las neuronas responden suspendiendo casi toda la producción de proteínas para detener la propagación del virus. Por ello que muchas de las patologías neurodegenerativas procedan de esta anormal producción de proteínas. La capacidad de las neuronas para frenar la producción puede ser de tan destructiva que hasta ellas mismas empiezan a morir por inanición. Este proceso puede ocasionar la pérdida del movimiento, de la memoria e incluso la muerte, dependiendo del tipo de enfermedad.

Desde el año 2013, los investigadores han probado más de 1.000 medicamentos para frenar este proceso en gusanos, ratones y células humanas en laboratorios. Dos de ellos mostraron que previenen la demencia y las enfermedades priónicas, ya que son capaces de detener la muerte de las neuronas. Como explica la profesora Mallucci, ambos “protegen y previenen” la falta de memoria, parálisis y disfunción de las células del cerebro.

De los dos medicamentos hay uno -trazodone- que ya se emplea en pacientes con depresión, mientras que el otro -DMB- se ha probado en enfermos de cáncer.

Malluci es realista y consciente de que es “improbable” frenar las enfermedades neurodegenerativas por completo, pero si se consigue retrasar su avance la enfermedad se torna “completamente distinta y algo con lo que se puede vivir”, concluye.
..Redacción