No se pierda

La Zona Básica de Carlet obtiene la Joint Commission International, la acreditación internacional de calidad más prestigiosa

4 de mayo, 2017
centro sanitario integrado de carlet

El Centro Sanitario Integrado (CSI) de Carlet y su zona básica (centros sanitarios de Alfarp, Benimodo, Catadau y Llombai), han obtenido la acreditación de la Joint Commission International (JCI), la más prestigiosa acreditación sanitaria, que garantiza al paciente el cumplimiento de altos estándares de calidad, reconocidos a nivel internacional.

Los de Carlet son los primeros centros sanitarios de la Comunitat Valenciana en obtener esta acreditación, junto con los centros de la zona básica de Crevillent (Vinalopó) y el Centro de Salud de San Luis (Torrevieja), también gestionados por el grupo Ribera Salud, y que han obtenido la JCI, asimismo, en las últimas semanas.(http://somosjoint.riberasalud.com/)

En este sentido, ha afirmado el Dr. Javier Palau, gerente del Departamento de Salud de La Ribera, “la obtención de estas acreditaciones supone un hito histórico para la atención primaria pública sanitaria de la Comunitat Valenciana”.

En la actualidad, solo hay otros 7 centros de Atención Primaria en España que cuentan con esta prestigiosa acreditación, todos ellos ubicados en Cataluña y el País Vasco.

Con más de 50 años de dedicación a la mejora de la calidad y la seguridad de las organizaciones sanitarias y sociosanitarias, la Joint Commission es, a día de hoy, la organización con más experiencia en acreditación sanitaria en todo el mundo.

La acreditación de la JCI es un modelo que garantiza la calidad de la atención a la persona a lo largo de todo el proceso y alcanza siempre al conjunto de una organización.

Un exhaustivo proceso de acreditación
Según el Dr. Rafael Ferrer, coordinador médico de esta Zona Básica, “hemos implantando planes de mejora para ofrecer a nuestros pacientes y ciudadanos unos centros de salud que han pasado ya a formar parte de la élite sanitaria internacional”.

Ello ha supuesto una importante inversión en recursos humanos y económicos, solo posible en una organización sanitaria como la de La Ribera, en la que ha sido definitiva la implicación profesional diaria, el trabajo en equipo y la pasión por mejorar”, ha señalado el Dr. Ferrer.

Fruto de este trabajo, la Zona Básica de Carlet ha aprobado esta rigurosa auditoría en la que se han evaluado 112 estándares y 455 elementos medibles relacionados con 5 grandes secciones: 1) Participación e integración en la comunidad, 2) Servicios Centrados en el Paciente, 3) Gestión de los Servicios, 4) Mejora de la Calidad y la Seguridad y 5) Objetivos Internacionales de Seguridad del Paciente.

Como ha destacado Rosa María Saura, subdirectora de la Fundación Avedis Donabedian y experta en el proceso de acreditación de la JCI, “desde el inicio del proyecto, he sido testigo del esfuerzo, compromiso y empeño que ha llevado a los profesionales a asumir como propios los estándares de JCI“.

Cabe destacar, en este sentido, que la Zona Básica de Carlet ha obtenido, en esta auditoría, una nota superior a 9 (total cumplimiento) en el 94% de los estándares evaluados, algunos de ellos tan importantes para la calidad asistencial como la correcta identificación de los pacientes, la efectividad de la comunicación de los profesionales, la seguridad de la medicación de alto riesgo, la reducción del riesgo de infecciones asociadas a la atención sanitaria y la disminución del riesgo de lesiones en pacientes producidas por caídas.

Cultura de la calidad
Según ha destacado el Dr. Palau, “en este trabajo no se partía de cero, ya que, no solo en la Zona Básica de Carlet, sino en todo el Departamento de Salud de La Ribera, existe un arraigado compromiso con la mejora de la calidad de la atención al paciente, que nos ha hecho ser una de las instituciones sanitarias de España con más servicios y procesos con certificaciones de calidad ISO 9001”.

La acreditación de la Joint Commission International cuenta con un periodo de validez de tres años, durante el cual la JCI sigue velando por que se continúen cumpliendo los estándares de calidad en los centros de salud acreditados.