No se pierda

La falta de información “rigurosa”, la principal barrera a sortear para que la vacunación llegue a un mayor número de personas

11 de mayo, 2017
vac talks

Uno de los principales objetivos en el campo de la vacunación es conseguir que ésta llegue al mayor número de personas posible. Para conseguirlo, es necesario encontrar una solución para “la falta de información rigurosa” que muchas veces tienen las familias, según destaca la Dr. Isabel Moneo, pediatra del Centro de Salud (C.S.) Fuentes Norte de Zaragoza y moderadora de esta cuarta Vac Talk, organizada por GSK en Zaragoza y a la que han asistido diferentes expertos en la materia.

En este sentido, la especialista apunta a que incluso entre los propios profesionales sanitarios los mensajes son, en ocasiones, contradictorios. Sobre lo que no tienen dudas los especialistas es que la vacunación es importante a lo largo de toda la vida, tanto en niños, como adultos.

Así, durante la ponencia ‘Dolor y vacunación’, a cargo de Mª Mercedes Gómez, enfermera del C.S. Jose Ramón Muñoz Fernández (Zaragoza), se ha hecho hincapié en la necesidad de prestar más atención a este aspecto y, sobre todo, cuando se refiere a menores.

En concreto, la doctora Moneo ha señalado que ésta es un área importante de mejora y ha mencionado la guía de Buena Práctica para la Inmunización (abril 2017)[1] en la que se habla específicamente del empleo de soluciones azucaradas, lactancia natural o maniobras de distracción para mitigar el dolor en los niños. “Creo que es necesario un protocolo para mejorar este aspecto”, ha incidido la facultativa.

Con una mortalidad importante en los países desarrollados y un espectro clínico con distintos niveles de gravedad que va desde vómitos y diarreas leves, hasta cuadros de deshidratación que requieren de ingreso en UCI pediátricas, el rotavirus ha sido otro de los temas clave de esta sesión.

“Sabemos que el rotavirus infecta prácticamente al 100% de los niños en los primeros 2 años de vida y, aunque la reinfección es posible, son las primeras infecciones las que originan cuadros más graves y con mayor riesgo de deshidratación”, ha explicado la doctora Moneo. “En la Unión Europea, se estima que hay entre 134 y 310 episodios cada año de infección sintomática por cada 1.000 niños menores de 2 años. Sin embargo, este virus puede afectar también a los adultos, sobre todo a aquellos dedicados al cuidado de los menores” añade la doctora.

Finalmente, Inmaculada Cuesta, de la Subdirección de Salud Pública de Zaragoza, ha ofrecido la ponencia ‘Vacunas: entre lo individual y lo colectivo’ durante la cual ha dado una visión global de las coberturas vacunales, de las estrategias de vacunación sistemática y no sistemática, así como de los cinco pasos clave para la administración de las vacunas.

“Además del beneficio personal que supone protegernos de la enfermedad, las vacunas son un acto de responsabilidad social que permite crear una protección que abarca al resto de la población no vacunada. Las vacunas salvan vidas”, ha recordado la doctora Moneo.

Vac Talks: favoreciendo el debate

Las Vac Talks, proyecto de GSK Vacunas, constan de distintas charlas, con 12 temáticas diferentes, que ayudarán a los profesionales a saber cómo transmitir información sobre vacunas a padres y adolescentes, explicar el papel que adquieren los pediatras en la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS) o entender, entre otros muchos temas, algunas patologías que se pueden prevenir mediante la vacunación.

Gracias a su carácter bidireccional permiten a los asistentes compartir sus conocimientos y experiencias, mientras que su formato multicanal hace que se lleven a cabo encuentros presenciales y digitales alrededor de toda la geografía española, impartidos por ponentes expertos en prevención y bajo el lema “Hablemos de prevención”.

Como ha subrayado la doctora Moneo, estos encuentros permiten el diálogo entre distintos profesionales involucrados en el tema de la vacunación. “Eso enriquece mucho y favorece el debate de temas concretos, abordados desde diferentes perspectivas —pediatras, enfermeras de atención primaria, sanidad pública, etc.—”, ha concluido.