No se pierda

Vall d’Hebron, primer hospital de España que dispone de un equipo integrado de ecógrafo digital y neuronavegador en sus quirófanos

17 de mayo, 2017

El Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona se ha convertido en el primer centro hospitalario de España que dispone de un equipo integrado de ecógrafo digital y neuronavegador en su bloque quirúrgico para la realización de intervenciones de neurocirugía.

Como recoge un comunicado del hospital barcelonés, los dos equipos, de las empresas BKMedical y Brainlab, permiten a los cirujanos tener un control más grande de las intervenciones intracraneales, y es que pueden ver en tiempo real su evolución y así poder compararla con la situación inicial del paciente.

Potencialmente, este nuevo instrumento de última generación que pasa a integrar el bloque quirúrgico del Servicio de Neurocirugía del Vall d’Hebron, se utilizará en las 1.400 operaciones que realizan los profesionales cada año de este Servicio y, que se podrán beneficiar un gran número de pacientes, sobre todo en casos afectados por tumores cerebrales, en los cuales eleva el grado de resección de la masa tumoral y facilita la realización de biopsias, así como también hemorragias cerebrales y en malformaciones arteriovenosas, recoge el comunicado.

En concreto, la combinación del ecógrafo digital (Flex Focus de BKMedical) y el neuronavegador (CURVE de Brainlab) utilizada en el Vall d’Hebron, al ser la única en toda España, lo convierte en centro de referencia para la integración de imagen de ecografíaintraoperatoria.

Integración digital con imágenes digitales de más calidad e información en tiempo real

Se trata de una integración digital, que permite enviar por red desde el ecógrafo digital al navegador imágenes digitales de más calidad e información en tiempo real. De este modo los cirujanos pueden ver en todo momento la evolución de la intervención, comprobar que siguen la planificación prevista y modificar sobre la marcha las características del material, como las sondas, que se utiliza sin necesidad de volver a calibrar todo el equipo.

Todo ello permite ahorrar al paciente pruebas de obtención de imagen durante la cirugía así como también menos tiempo de estancia en el quirófano. Del mismo modo, se amplía el margen de seguridad en un tipo de intervención de alta complejidad.
..Redacción