Inicio Actualidad Las bolsas de empleo temporal, el quebradero de cabeza tras el MIR

Las bolsas de empleo temporal, el quebradero de cabeza tras el MIR

Compartir

Publicado en Con Salud
La finalización de la etapa de médico interno residente (MIR) suele conllevar un período de incertidumbre por parte del facultativo, que ha de comenzar a buscar un empleo estable tras unos 10 años de formación. Entre las primeras salidas laborables con cierta estabilidad a la que puede aspirar el médico tras la residencia, se encuentra el hecho de apuntarse a las bolsas de trabajo temporal de las diferentes comunidades autónomas. Sin embargo, como explica a Consalud.es Mónica Terán, vocal de Médicos en Formación de la Organización Médica Colegial (OMC), cada autonomía decide de una forma diferente el funcionamiento de estas bolsas. “Es importante que el médico se informe sobre si existe una bolsa de empleo, que no todas las autonomías lo tienen, y si es así, sobre cuáles son los períodos de apertura de la misma, los méritos que se bareman, los procedimientos para apuntarse, si se puede hacer de forma digital o no”, señala Terán, quién está de acuerdo en que “es algo complejo y heterogéneo, y muchas veces la información está desagregada”.