Inicio ASP ‘SenseCam’, la cámara que sirve como complemento al tratamiento farmacologíco para enfermos...

‘SenseCam’, la cámara que sirve como complemento al tratamiento farmacologíco para enfermos de Alzheimer

Compartir

‘SenseCam’, la cámara ideada por Microsoft para captar el día a día de una persona a modo de diario digital visual, según investigadores portugueses e ingleses, podría ser un buen recurso para retrasar el avance del Alzheimer en personas con deterioro cognitivo leve.

Y es que un estudio desarrollado por científicos de las universidades de Coimbra (Portugal) y de Leeds (Reino Unido) revela que es muy recomendable el uso de este método como complemento al tratamiento farmacológico que se emplea para enfermos de Alzheimer en un estadio con una sintomatología más que incipiente.

Los investigadores, a partir de estudios anteriores con evidencias científicas que demuestran que la visualización de imágenes estimula las zonas del cerebro responsables de la memoria autobiográfica (lóbulo temporal medio e hipocampo), llevaron a cabo un proyecto basado en la visualización por parte del paciente de fotografías que componen su día a día, captadas por una cámara ‘SenseCam’.

En concreto, el estudio que, empezó hace más de cinco años, usó esta cámara en 51 personas mayores, la mayoría mujeres, a las que les habían diagnosticado Alzheimer inicial. A su vez, estas personas fueron divididas en tres grupos para practicarles diferentes métodos de estimulación cognitiva durante un mes y medio.

El grupo de pacientes con Alzheimer que usó ‘SenseCam’ tuvo menos síntomas depresivos

Como explica la investigadora portuguesa de la Universidad de Coimbra, Ana Rita Silva, la intervención basada en la ‘SenseCam’ fue la más eficaz a la hora de analizar los beneficios en los resultados cognitivos, una vez comparados los tres grupos. Unos tuvieron que escribir su día a día en un diario, otros realizaron ejercicios de memorización y un tercer grupo desarrolló el método de captar su día a día con la ‘SenseCam’.

Este método, además, según los científicos, reporta beneficios pasivos al paciente, y es que no implica esfuerzo y, “además de aumentar el bienestar del paciente, disminuye los síntomas depresivos que afectan al 40% de los enfermos de Alzheimer en su fase inicial”, indica Silva.

De esta manera, tras las seis semanas de ensayo, “el grupo que usó la SenseCam fue el que más redujo los síntomas depresivos”.

Desarrrollar intervenciones no farmacológicos para pacientes con demencias en fase inicial

Los investigadores, una vez concluido el estudio, insisten en la importancia de desarrollar intervenciones no farmacológicos para pacientes con este tipo de demencias en fase inicial. Al respecto, la investigadora señala que “hay un consenso creciente acerca de la urgencia de complementar el tratamiento farmacológico con este tipo de actuaciones”.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (S.E.N.), el Alzheimer afecta en España a unas 800.000 personas, de las cuales, entre un 30 y 40% está sin diagnosticar y para 2050 se duplicarán las cifras actuales. Es la principal causa de discapacidad en las personas mayores y la patología que genera uno de los mayores gastos sociales.

A nivel mundial, el Alzheimer es la forma de demencia más frecuente en ancianos, y es que afecta a más de 35 millones de personas en el mundo. Vinculada al envejecimiento de la población, no es exagerado afirmar que en los próximos años amenace con convertirse en epidemia mundial.
..Redacción