No se pierda

Prueban la seguridad y tolerabilidad a largo plazo de un nuevo fármaco para la degeneración macular asociada a la edad seca

22 de Mayo, 2017

El Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla ha puesto en marcha un ensayo clínico de extensión para poder evaluar la seguridad y tolerabilidad a largo plazo del fármaco experimental lampalizumab, desarrollado por Roche, en pacientes con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) seca.

Este fármaco actúa inhibiendo las vías de inflamación que son claves en la progresión de la DMAE seca, según ha informado el centro.

Con su estudio en fase III, la última antes de la comercialización del fármaco, buscan comprobar durante un plazo mayor de tiempo los buenos resultados que se evidenciaron ya en el ensayo clínico anterior (fase II del estudio), logrando ralentizar la patología en el grupo de pacientes a los que se le administró lampalizumab.

Si los resultados del estudio son favorables, se trataría de la primera terapia eficaz para reducir la progresión de esta patología ocular, ya que en la actualidad no existe ningún tratamiento que frene el avance de la DMAE en su forma seca, cuya velocidad de deterioro aumenta sobremanera en las etapas más graves de una patología para la que actualmente no hay tratamiento.

¿Qué es la Degeneración Macular Asociada a la Edad?

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE), es la principal causa de ceguera en personas de más de 60 años en países desarrollados, afectando a un total de 700.000 en toda España.

La DMAE puede presentarse de dos formas: seca o húmeda. La seca es la más frecuente y la menos invasiva, aunque puede producir una disminución progresiva e irreversible de la visión a lo largo de los años; la húmeda es la más agresiva por la aparición de vasos anómalos que provocan una progresión rápida con pérdida de visión en la mayoría de los casos si no se trata a tiempo.

Quienes sufren DMAE ven una mancha oscura en el centro de la visión y las líneas rectas las ven curvadas. Tienen pérdida de agudeza visual y durante la lectura tienen ausencia de algunas letras y palabras, además les resulta imposible distinguir correctamente los detalles de objetos pequeños que en el día a día usan, como son las teclas de un teléfono.

Especial atención hay que tener en los considerados colectivos de mayor riesgo que, son personas de más de 60 años, con antecedentes familiares, con el iris de color claro, con hipertensión o hipercolesterolemia, fumadores, o personas que por su trabajo están expuestos a la luz solar de manera excesiva.

La detección precoz de la degeneración macular asociada a la edad a través de revisiones periódicas del fondo del ojo es de vital importancia para evitar la ceguera del paciente.

..Emilio Ramirez